Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Rey Juan Carlos destituye al jefe de seguridad tras el robo de un portátil de la responsable de las actas

La secretaria general denunció la sustracción un día antes de que se destapara el escándalo del máster de la presidenta Cifuentes

El rector Javier Ramos el 21 de marzo en rueda de prensa.
El rector Javier Ramos el 21 de marzo en rueda de prensa.

La Universidad Rey Juan Carlos de Madrid ha cesado al director de seguridad de la institución, Antonio Serrano. El castigo llega después de que trascendiera el robo del ordenador portátil de la secretaria general, Maria Pilar Charro. Fue sustraído el 20 de marzo, un día antes de que se conociera la primera noticia sobre las irregularidades del máster de la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes.

Distintas fuentes de la Universidad han confirmado esta destitución a EL PAÍS, si bien ahora Serrano se queda en la universidad en el área de prevención de riesgos laborales. La secretaria general, Pilar Charro, es la responsable de la redacción y custodia de las actas de los órganos colegiados de la URJC. Una de los aspectos más polémicos del llamado caso Cifuentes fue la elaboración de un acta que recogía supuestamente el día en el que el tribunal que debía examinar su trabajo de fin de máster se reunió le puso nota. Ese acta ha resultado ser falsa y ha sido trasladada a la fiscalía.

La secretaria de la universidad comunicó en la mañana del día 21 de marzo a los servicios de seguridad de la universidad la desaparición de su ordenador en el despacho, según informa Europa Press.

El pasado viernes en el Consejo de Gobierno de la URJC el rector, Javier Ramos, decidió abrir expediente y suspender de sus funciones, como medida cautelar, a Enrique Álvarez Conde, director del Instituto de Derecho Público (IDP) y responsable del máster. También se expedientó a la funcionaria implicada en las "graves irregularidades detectadas", Amalia Calonge, por cambiar supuestamente las notas en el sistema informático sin tener autorización para hacerlo. El profesor que ordenó ese cambio, el catedrático Pablo Chico, no ha sido expedientado sin que la Universidad haya aclarado hasta la fecha cuál es el motivo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información