Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco clínicas abortistas de Madrid multadas por publicidad engañosa

Una sexta ha recurrido la sanción tras el expediente iniciado a raíz de una denuncia de la Asociación Española de Abogados Cristianos

Imagen de archivo de la clínica Isadora.
Imagen de archivo de la clínica Isadora.

Cinco de las seis clínicas abortistas expedientadas por la Comunidad de Madrid han pagado la multa por presunta publicidad engañosa en sus páginas webs. La Consejería de Sanidad inició el trámite tras la denuncia presentada por la Asociación Española de Abogados Cristianos. Las clínicas multadas son las clínicas Dator, El Bosque, Isadora, Retiro, Sergine Médica y Pacífico.

Al recibir las sanciones, José Antonio Bosch, abogado de ACAI, la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo, que representa a cuatro de las clínicas a las que se les abrió expediente sancionador (la clínica El Bosque, Retiro, Pacífico e Isadora), clasificó el grado de información que facilitaban las webs de sus clientes sobre la intervención. "Había un primer grupo en el que no hay ningún motivo para multar, al que pertenece una de las clínicas. Un segundo grupo en el que hay que tener mala fé para sancionar, al que pertenecen dos clínicas. Y un tercer grupo en el que sin esforzarse puedes encontrar un motivo para la sanción", aporta Bosch.

La clínica que sí informaba sobre los riesgos de someterse a un aborto ha recurrido la multa, pero es la única. El resto ha optado por reducirse la cuantía de la sanción, que es de 4.500 euros, y pagar, acogiéndose a una reducción del 40%, quedando la multa en 2.700 euros. "Cuando le dices al cliente, 'Vamos a presentar un recurso, aunque no tengo ninguna esperanza de que se acepte, luego iremos al procurador, etcétera' es lógico que, con un criterio pragmático, decidan pagar y quitarse el problema de encima".

La presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, ha contestado en la Asamblea a la consulta que le ha hecho Lorena Ruiz Huertas, de Podemos, sobre el caso. Cifuentes ha afirmado que la multa se debe a que las clínicas "ofrecían una información sobre los riesgos quirúrgicos de la interrupción voluntaria del embarazo que no se ajustaban a los criterios de transparencia que la propia norma exige", y ha añadido que la inspección detectó en las historias clínicas de las pacientes "la ausencia de consentimientos informados, que son preceptivos".

Desde el inicio de la legislatura, la Comunidad de Madrid ha abierto 827 expedientes sancionadores a centros sanitarios, de los cuales 11 a clínicas abortistas, que incluyen estos seis últimos. Los anteriores se pusieron uno en 2016 y 4 el año pasado. Todas menos una han pagado las multas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información