Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Mesa del Parlament autoriza que Puigdemont vote desde Alemania pese a la advertencia de los letrados

La mayoría independentista considera que su situación es homologable a la de los diputados en prisión preventiva

Roger Torrent encabeza la reunión de la Mesa del Parlament este martes.En vídeo, entrevista a Ignacio González Vega, portavoz de Juezas y Jueces para la Democracia.

Carles Puigdemont podrá, al menos teóricamente, votar en el próximo pleno de la Cámara catalana. La Mesa del Parlament, con mayoría independentista, ha dado luz verde esta mañana a la petición de voto delegado del expresidente catalán, que está en Alemania a la espera de que se decida sobre su extradición a España. Los letrados han advertido a la Mesa de la existencia de un auto del Tribunal Constitucional que impide ejercer el voto delegado a quien esté en búsqueda y captura pero Junts per Catalunya y ERC consideran que la actual situación de Puigdemont, encarcelado en Alemania, ya es homologable a la de los otros diputados que están en prisión preventiva en España. La diputada Elsa Artadi votará en nombre de Puigdemont en el Pleno convocado para este jueves.

Los tres partidos constitucionalistas, Ciudadanos, PSC y PP, se oponen a la medida y presentarán -los socialistas ya lo han hecho- peticiones de reconsideración a la Mesa. Xavier García Albiol, líder del PP, ya ha avanzado que presentarán un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional si su petición es desatendida. Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, ha calificado la decisión de la Mesa de "errónea". "No puede tener (Puigdemont) ese derecho y ese privilegio. El resto sí porque no hemos huido". Eva Granados, portavoz socialista, ha sostenido que los letrados de la Cámara han esgrimido en la reunión de la Mesa el artículo 4.b del auto del Tribunal Constitucional, dictado el 27 de enero, sobre el expresident que dice: "Los miembros de la Cámara sobre los que pese una orden judicial de búsqueda y captura e ingreso en prisión no podrán delegar el voto en otros parlamentarios".

El PSC ha registrado una petición de reconsideración y Ciudadanos ha anunciado lo propio

El independentismo considera, sin embargo, que Puigdemont, en prisión, está en la misma situación jurídica que el resto de presos que sí que han podido votar. Josep Costa, vicepresidente del Parlament y diputado de Junts per Catalunya, ha asegurado que los letrados solo han hecho “recomendaciones de prudencia”. Costa ha recordado que Puigdemont se encuentra ahora "privado de libertad" y que el auto del Constitucional se refería al expresidente como candidato a la Generalitat, una condición a la que ya ha renunciado sobre el papel. La CUP ha celebrado el gesto de la Mesa aunque ha lamentado que haya llegado tarde y no haya desobedecido para promover la candidatura de Puigdemont para ser investido. "Lo que ha hecho la Mesa es acatar la legalidad española que preserva los derechos políticos de los diputados. Ha sido solo una micro ruptura", ha afirmado el diputado Vidal Aragonés.

"Lo que ha hecho la Mesa es acatar la legalidad española que preserva los derechos políticos de los diputados", afirma Vidal Aragonés, de la CUP

El otro diputado que está fuera de España, Toni Comín, no ha solicitado la delegación de voto y sobre él no hay medidas cautelares por parte de la justicia belga. Desde Esquerra aseguran que no hay previsiones de que lo haga. Si se autorizara la de ambos, Junts per Catalunya y ERC tendrían los votos suficientes para elegir un presidente de la Generalitat sin apoyos externos y en segunda vuelta. Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Raül Romeva ya tienen delegado el voto.