Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cifuentes intenta rebatir una acusación de falsificación de las notas de un máster

El rector de la Rey Juan Carlos asegura que la presidenta de la Comunidad de Madrid obtuvo el título en 2012

Javier Ramos López, rector de URJC, junto al director del máster, Enrique Álvarez Conde, y el profesor de la asignatura, Pablo Chico de la Cámara. En vídeo, lo más reciente del caso.

La oposición en la Asamblea de Madrid ha reclamado este miércoles a la presidenta regional Cristina Cifuentes que diera explicaciones después de que eldiario.es publicara que aprobó un máster con notas falsas. A las 20.30, tras un día de silencio, la presidenta de la Comunidad de Madrid remitió distintos documentos para intentar rebatir las acusaciones. Entre ellos, su boletín de notas y un correo en el que el profesor de la materia a la que supuestamente no se presentó reclamaba en 2014 que se cambiara su nota porque la calificación era un notable.

El equipo de gobierno de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) celebró una rueda de prensa en la que su rector, Javier Ramos, defendió sin ambages a la presidenta regional: “Conforme a la información no existe irregularidad alguna en el título de máster de Cristina Cifuentes”. Y atribuyó la alteración de las calificaciones a una “mala transcripción de las notas en la plataforma informática de tal forma que las dos asignaturas aparecían como no presentadas en julio de 2012”.

“En octubre 2014 funcionarios de administración de la universidad detectan, al intentar expedir el título solicitado por una alumna (en referencia a Cifuentes), que hay dos asignaturas que tienen la calificación de no presentadas”, prosiguió Ramos. “Se comprueba que la asignatura y el trabajo fin de máster tienen una calificación de 7,5, según he verificado con los profesores aquí presentes”. En la rueda de prensa participaron Enrique Álvarez Conde, director del máster y tutor de Cifuentes, y Pablo Chico de la Cámara, profesor de asignatura La financiación de las comunidades autónomas y las entidades locales.

Ramos, rector de la URJC desde el año pasado, relató que ayer consultó a las tres miembros del tribunal que evaluaron el trabajo y le certificaron que se puntuó a Cifuentes con un 7,5.

La URJC no mostró en la rueda de prensa las actas que reflejan el cambio de calificaciones, el permiso del tutor (Álvarez Conde) para defender el trabajo o el citado documento del que se deben conservar varias copias. A las 20.30, Cifuentes envió el correo en el que el profesor Pablo Chico reclamaba que le cambiaran las notas, el acta del trabajo de fin de máster, fechada el 2 de julio de 2012, una copia de su expediente (con todas las asignaturas aprobadas), el documento del pago de las tasas fechado el 21 de diciembre de 2011 y el documento de pago de la expedición de su título académico, del 23 de octubre de 2014. No mandó el trabajo de fin de máster.

Álvarez Conde, catedrático de Derecho Constitucional, insistió en que si se hubiese querido dar un trato de favor “a la alumna de referencia” se hubieran alterado las notas en 2012 y no luego. Chico de la Cámara también remarcó que: “No recuerdo a esa alumna. Probablemente no era tan famosa”. Cifuentes fue delegada de Gobierno entre enero 2012 y abril de 2015.

Cifuentes concedió una entrevista  a las 22.00 en Onda Cero y afirmó que es la universidad quien debe dar explicaciones porque “es un asunto administrativo”. Y no ella que lleva “sufriendo ataques constantes” y no ha conocido hasta ahora el detalle del cambio de notas. Aseguró, además, que se matriculó porque le “interesaba la materia” y no abonó las tasas hasta 2014 porque no necesitaba “engordar” su carrera.

Este jueves no habrá pleno extraordinario en la Asamblea de Madrid como reclamó Podemos. La Junta de Portavoces se reunió ayer y se decidió no convocarlo porque no hubo unanimidad de todos los grupos.

Ángel Gabilondo, portavoz del PSOE en la Asamblea y exministro de Educación, indicó por la tarde que “seguían siendo necesarias las aclaraciones por parte de la presidenta Cifuentes en sede parlamentaria”. Considera, además, que las explicaciones ofrecidas por el rector de la URJC contienen “demasiadas contradicciones y lagunas”. Unas exigencias a las que se unió Íñigo Errejón, el probable candidato de Podemos a la Comunidad, por esos motivos. En el caso de que la información fuese cierta “la confianza de los madrileños se quebraría”, añadió. Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos y socio de Cifuentes, se mostró cauto a la hora de calificar cómo podría afectar a su acuerdo con el PP la supuesta modificación de las notas. El pacto de gobierno entre ambos exige que quien falsee el currículum abandone el Ejecutivo.

Otros alumnos del PP

J. A. Aunión

Pedro Calvo, uno de los hombres fuertes de Alberto Ruiz-Gallardón tanto en su etapa como presidente de la Comunidad de Madrid (1995-2003) como en la de alcalde de la capital (2003-2011), fue compañero de Cristina Cifuentes aquel mismo curso en aquel mismo máster universitario en Derecho Público del Estado Autonómico, según confirma a este periódico él mismo por teléfono. Sin embargo, asegura que no recuerda haber coincidido con ella en las clases, pues la asistencia de Calvo, entonces concejal Delegado de Seguridad del Consistorio, "fue escasa". "Asistí a pocas clases presenciales, de hecho, no terminé el máster y no hice el trabajo final; por eso no está en mi currículum", añade. "En su momento me matriculé pensando en la posibilidad de hacer después el doctorado", explica Calvo, que lleva apartado de la política desde 2012.

Quién sí terminó el mismo máster —y así consta en su currículum— es el diputado del PP Pablo Casado, aunque lo hizo unos años antes, en 2008, cuando el título del programa académico era ligeramente distinto: máster en Derecho Autonómico y Local. Casado, que entonces era diputado de la Asamblea de Madrid, destaca que aquel fue el primero de una lista de programas de posgrado que cursó después en IEB, Deusto, Instituto de Empresa, IESE y las norteamericanas Georgetown y Harvard.

Un año antes, en 2007, también cursó el mismo programa otro político del PP madrileño, Daniel Pérez Muñoz, alcalde Galapagar, un municipio 33.000 habitantes a 31 kilómetros al noroeste de la capital. Según el currículum que tiene publicado en la web Linkedin, Pérez Muñoz ocupó entre 2007 y 2008 el cargo de director de Infraestructuras Deportivas en el Ayuntamiento de Boadilla del Monte.  

Más información