Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANIDAD

Las profesionales de Osakidetza sufren más agresiones que sus compañeros

De las 624 registradas en 2017 por el Servicio vasco de Salud, 505 las sufrieron mujeres

Pacientes y personal de Osakidetza en un hospital del País Vasco.
Pacientes y personal de Osakidetza en un hospital del País Vasco.

También en el ámbito de la sanidad las agresiones se ceban, sobre todo, en ellas. Las profesionales de Osakidetza notificaron en 2017, 505 de las 624 agresiones verbales o físicas que sufrió el personal del Servicio Vasco de Salud, más del 30% que en 2016. De todas ellas el 30% (123 casos) fueron agresiones con resultado de lesión y el 70% (448 casos), sin lesión.

Un mal dato que supone un severo incremento desde 2016. Los trabajadores de Osakidetza sufrieron ese año 2016, 473 agresiones verbales o físicas, 151 menos que en 2017. En 2016 las agresiones se redujeron un 9% en relación a 2015.

Los datos han sido facilitados por el departamento de sanidad vasco ante la proximidad, este jueves día 16 de marzo, del 'Día contra las Agresiones al Personal Sanitario'. Los más afectados son quienes tienen un mayor contacto directo con los pacientes y sus familiares, y las mujeres se llevan el 80% de las agresiones.

El Departamento de Salud y Osakidetza ha impulsado una nueva nueva campaña de sensibilización social para exigir respeto a los profesionales sanitarios. Con el lema 'STOP agresiones', se han colocado carteles en todos los centros de salud, hospitales y resto de organizaciones sanitarias de Euskadi, y se han publicado anuncios en los medios de comunicación y en las redes sociales.

En 2009, un estudio de la Universidad de Zaragoza, publicado en International Journal of Occupational and Environmental Health calculaba que el 64% de los médicos españoles (alrededor de 200.000) han sufrido amenazas, coacciones e insultos, mientras que un 11% han sido víctima de agresiones físicas; de ellos, el 5% en más de una ocasión. Varios colegios consultados constatan un preocupante aumento de las agresiones en todas las Comunidades Autónomas. En 2005, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) calculaba que los agredidos eran el 4%.

En Euskadi, las organizaciones del Servicio de salud desarrollan medidas orientadas a la prevención o a dar respuesta a episodios de violencia, como la implantación del 'botón de emergencia' o el establecimiento de 'medidas barrera' para evitar agresiones. Osakidetza dispone de un protocolo para atender a las víctimas de este tipo de agresiones, a las que ofrece la posibilidad de asesoramiento jurídico.