Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torrent convoca el pleno de investidura para el próximo lunes

El candidato a presidir la Generalitat es el diputado Jordi Sànchez, en prisión desde el 16 de octubre

Investidura en Catalunya Ampliar foto
Reunión de la Mesa del Parlament, este martes.

El pleno de investidura para elegir el nuevo presidente de la Generalitat se celebrará el próximo 12 de marzo. Este martes por la mañana el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha firmado la convocatoria del pleno de investidura, que empezará a las 10 horas.

El candidato a presidir la Generalitat es Jordi Sànchez, número dos por Barcelona de Junts per Catalunya en las elecciones celebradas el pasado 21 de diciembre y expresidente de la Asamblea Nacional Catalana, después de la renuncia del expresidente Carles Puigdemont, a repetir en el cargo.

Sànchez está encarcelado desde el pasado 16 de octubre por decisión de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, posteriormente ratificada por el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, a causa de su participación en los incidentes ocurridos el pasado 20 de septiembre durante un registro de la Guardia Civil en el Departamento de Economía de la Generalitat.

Por tanto, para que Jordi Sànchez pueda exponer su programa ante el Pleno del Parlament, que es el procedimiento legal establecido, debería ser excarcelado por el juez Llarena y atender así la petición que han presentado este martes sus abogados.

Para ser investido en primera votación, el candidato necesita el apoyo de la mayoría absoluta del Parlament, es decir, de un mínimo de 68 diputados. En el caso de no conseguir esta mayoría absoluta, se produce una segunda votación, dos días después, en la que solo es necesario una mayoría simple -más votos a favor que en contra- para que la candidatura salga adelante.

Ninguno de los dos escenarios parecen factibles con la actual artitmética parlamentaria y a la vista de los pronunciamientos que ya han realizado los partidos. El independentismo cuenta con 70 diputados, pero solo 68 votos si se descuentan los de Carles Puigdemont y Toni Comín, huidos en Bruselas.

A esos 68 hay que restar, además, los cuatro de los diputados de la CUP, que ya han anunciado que se abstendrán en la votación de investidura, si es que se llega a producir. De esa manera, el independentismo se quedaría con 64 votos y las formaciones no independentistas sumarían 65, con lo que no prosperaría la elección de Jordi Sànchez.

El Parlament ha anunciado esta mañana que Torrent había firmado el decreto de convocatoria del pleno de investidura antes de que se reuniera la junta de portavoces de la Cámara, que es el órgano que ha de fijar la fecha del debate, según establece el Reglamento. Del mismo modo, antes de que se celebrara esa reunión ya se había filtrado que los abogados de Sànchez reclamaban su excarcelación para acudir a la investidura el día 12, con lo que era previsible que esa sería la fecha escogida.