Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP rechaza investir a Jordi Sànchez como presidente de la Generalitat

Los anticapitalistas denuncian que Junts per Catalunya y Esquerra se han instalado en "el autonomismo"

Vidal Aragonés anuncia el rechazo de la CUP a la investidura de Sànchez. Vídeo: EFE-Quality

Golpe para el plan de Junts per Catalunya de investir a Jordi Sànchez, en prisión preventiva, como presidente de la Generalitat. El consejo político de la CUP, tras el debate con las bases, ha decidido no apoyar el acuerdo pactado por las otras formaciones independentistas para desencallar la legislatura. El portavoz de los anticapitalistas, Vidal Aragonés, ha explicado este sábado en Barcelona que sus cuatro diputados se abstendrán en ambas votaciones si finalmente la lista del president decide seguir con la investidura.

Desde la CUP han explicado que no se trata de un veto al nombre del expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) sino de un rechazo al acuerdo global, que también incluye la organización del Consejo de la República en Bruselas y la presidencia simbólica de Carles Puigdemont. "Sus planteamientos son de sumisión a la legalidad española y de no avanzar en los problemas de las clases populares", ha lamentado Aragonés.

El portavoz anticapitalista ha explicado que mientras que Junts per Catalunya y ERC sigan instalados "en el autonomismo" no hay un acuerdo posible. "Tenemos una alternativa que no pasa por el simbolismo, el simbolismo no sirve para el movimiento republicano", ha asegurado Aragonés respecto a las estructuras que se plantean en Bélgica, cuyo papel oficial sería promover el proceso constituyente de la hipotética república catalana.

Junts per Catalunya y ERC cuentan ahora con 66 escaños, de los cuales solo 64 votos son efectivos en tanto Puigdemont y el exconsejero Toni Comín no pueden delegar el voto. Los cuatro apoyos de la CUP implicaban llegar a 68 votos, la mayoría absoluta. Ciudadanos, PSC y PP suman 57 votos. Los comunes tienen 8 escaños pero han especificado que no ven en Jordi Sànchez un nombre que permita un gobierno efectivo. La única posibilidad ahora es que los dos diputados en Bruselas renuncien a sus actas.

Más información