Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau vuelve a adjudicar parte de las obras de Glòries a empresas ligadas al 3%

El gobierno alega ahora que no se puede "excluir a empresas por posibles casos de corrupción"

Obras del túnel de Glòries.
Obras del túnel de Glòries.

El consejo de administración de la empresa municipal Bimsa —donde el gobierno de Ada Colau tiene mayoría—, ha adjudicado el grueso de las obras del túnel de Glòries a uniones de empresas en las que figuran compañías que aparecen en el caso 3%, una causa que investiga la adjudicación irregular de obra pública a cambio de comisiones a Convergència. El equipo de gobierno alega que “no hay ningún elemento que permita excluir empresas por posibles casos de corrupción”. Además celebra que las obras se reanuden tras un año paradas.

El equipo de Urbanismo salió tan escaldado del retraso, los sobrecostes y la sospecha de formar parte del caso 3%, que en abril pasado paró la principal obra que había en marcha en Barcelona cuando Colau llegó al gobierno. La alcaldesa decidió parar las obras —en contra del criterio de la oposición— y volverlas a licitar, en una decisión que buscó “hacer limpieza”. Y ahí fue cuando tomó dos decisiones: alargar el túnel desde la calle de Badajoz hasta la rambla del Poblenou y trocear las obras en cinco lotes para evitar el control de una sola empresa.

La segunda fase del túnel, la técnicamente más sencilla —porque no hay que excavar a tanta profundidad—, son dos lotes que suman 36 millones. El cuatro son las estructuras del túnel y el cinco, la excavación. De los dos lotes, han sido excluidas por presentarse con un precio que incurría en baja temeraria empresas que ejecutaron las obras paradas: es el caso de Copisa y Benito Arnó. Así, el lote cuatro, de 24,5 millones (una baja del 21,7%), se lo ha llevado la UTE formada por Ferrovial y Sacyr. Ferrovial fue condenada por pagar comisiones a Convergència. El lote cinco (12,6 millones y una baja del 23,4%), se lo ha llevado la UTE formada por OHL, FCC y Rubau. El grupo FCC hizo una donación de 105.000 a Convergència y Rubau está siendo investigada por presuntas adjudicaciones irregulares a cambio de financiación irregular del partido en el caso 3%.

Los lotes 1, 2 y 3 (32 millones en total) son los más complejos, porque incluyen los trabajos para acabar el túnel por debajo de túneles ferroviarios y del metro. En este caso, las empresas se han guardado mucho de hacer grandes bajas, y sus ofertas económicas están entre el 1,5% por debajo del presupuesto de licitación y casi el 7%. Las adjudicatarias son Acciona y Copcisa; Vías y Construcciones y CRC; y Dragados y Acsa.

La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, defendió ayer la celeridad del proceso, que permitirá reanudar las obras a finales de marzo para estrenarlas en 2021. “Todas las ofertas mejoran las condiciones salariales, subrogan personal de la primera fase y respetan los plazos”, aplaudió. Recordó además que en la votación del consejo de administración se abstuvieron el PDeCAT, ERC y el PP y votaron a favor el PSC y Ciutadans. Al Consejo de Administración llega la decisión que previamente ha tomado la mesa de contratación y el gobierno y los grupos tienen potestad para tumbarla, pero en este caso a nadie se le ocurrió para evitar un nuevo retraso.

El consejo de Bimsa adjudicó también las obras de la Canòpia, la gran plaza que habrá en Glòries, también troceadas en cinco lotes. En total, son 12,9 millones para urbanizar la plaza de los Encants, ejecutar la “gran clariana” y los accesos desde Dos de Maig, el depósito de agua freática, el espacio de juventud y la zona verde y las instalaciones del parque.

Las empresas a las que Bimsa rescindió el contrato en abril pasado —Copisa, Comsa, Benito Arnó y Rogasa—, reclaman siete millones para liquidar la tormentosa relación contractual. Como Copisa y Benito Arnó, Comsa también se presentó en tres de los cinco lotes para hacer el túnel. Rogasa, en ninguno.