Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Mobile World Congress anima el empleo en Barcelona

La organización cuantifica la contratación en 13.000 empleos temporales, entre azafatas, montadores o intérpretes, entre otros oficios

Asistentes al Mobile World Congress, en la pasada edición.
Asistentes al Mobile World Congress, en la pasada edición.

Desde azafatas hasta montadores, pasando por intérpretes o 16 maestros cortadores de jamón. El Mobile World Congress, la gran feria de la tecnología móvil que se celebra del 26 de febrero al 1 de marzo, representa para Barcelona uno de los picos de visitantes (más de 108.000 el año pasado), pero también de creación de empleo, aunque temporal. La organización cuantifica la generación de empleo en más de 13.000 puestos de trabajo eventual, entre los que figuran desde perfiles genéricos hasta otros altamente especializados. Algunos han comenzado ya a trabajar en el recinto de Fira de Barcelona.

Solo en el montaje y desmontaje de los stands,que comenzó el día 14, hay 7.500 personas trabajando. Durante los días del evento, en el salón trabajarán 4.000 personas en la exposición (2.900 en la restauración). Cuestión aparte son los profesionales que empleados en empresas, servicios, hoteles, restaurantes, comercio o eventos por toda la ciudad... o hasta el aeropuerto y grandes proveedores como Mercabarna. Y otro capítulo es el empleo estructural fruto de la actividad económica que atrae la ciudad como capital del móvil.

Entre los trabajos temporales hay montadores, técnicos audiovisuales, arquitectos, diseñadores, organizadores de eventos, periodistas, ingenieros, informáticos y programadores, azafatas, personal de seguridad, de limpieza, cocineros, camareros, logistas, chóferes… En general, las empresas, agencias u operadores valoran que los empleados estén altamente calificados y hablen idiomas; aunque el evento también da cabida a estudiantes. Y cuanto más calificados, mejor pagados. Algunos sectores, como el de azafatas y azafatos o conductores, recurre a profesionales del resto de España.

El pico lo han comenzado a notar ya empresas como Infojobs, que registra mil ofertas de empleo vinculadas al evento, sobre todo en los sectores del turismo, la hostelería, la restauración y el comercio. Olivia Fontela, su directora de Marketing, diferencia entre los perfiles que habrá dentro de la feria y el congreso, y los del resto de la ciudad. Recuerda que los congresistas son de 200 nacionalidades y apunta que hablar inglés es imprescindible y se valora el chino y también el coreano.

13.000 puestos de trabajo temporales

El Mobile World Congress genera 13.000 puestos de trabajo temporales. Son de sectores tan dispares como la ingeniería, la restauración, la construcción o la organización de eventos.
7.500 en el montaje y desmontaje de stands.
4.000 en el interior de la feria durante el salón.
2.900 en la restauración, entre los que se cuentan 16 maestros cortadores de jamón.
3.000 azafatos y azafatas.

Uno de los colectivos más numerosos, además del montaje y desmontaje, es el del personal de atención y azafatos y azafatas. Desde la asociación catalana del sector, Mireia Español, de la empresa Tais, explica que en toda la ciudad se pueden llegar a contratar a 3.000 profesionales. Desde perfiles muy calificados, con conocimientos de tecnología, hasta el personal que acredita y gestiona flujos de visitantes en la Feria (700 - 800 personas), en el aeropuerto (300 personas) o en los llamados “satélites” que la organización del salón tiene en la ciudad: puntos de información y acreditación, estación de Sants, hoteles. Por no hablar de otros servicios que no son tan conocidos, como los guardarropías. “Es una feria que busca que el visitante lo tenga todo muy fácil y esté muy contento, que no haya quejas”, explica Español.

Desde la federación de servicios del sindicato CC OO, Ramon González Monroy, describe la contratación con motivo del Mobile como un “fogonazo”. “De repente se registra un volumen de contratación enorme, pero muy puntual y factual, que sí es cierto que afecta a toda el área metropolitana, pero no deja de ser un empleo muy intensivo, coyuntural”, afirma y lamenta: “Luego todo vuelve a la normalidad, como una marea, no consigue crear empleo estable, ni grandes experiencias curriculares”.

El “poso” estructural

El comisionado de Promoción Económica y Empresa del Ayuntamiento de Barcelona, Luís Gómez, discrepa de esta visión y señala “el poso que deja el Mobile y la capitalidad del móvil de Barcelona”. “Es lo importante porque es estructural: trabajamos mano a mano con la capital, impulsamos las ciudades que trabajarán con 5G, el móvil es un activador muy potente del sector TIC, porque ya no es solo el móvil sino que trasciende a todos los sectores y nos posiciona en comercio, gaming, en automoción, energía, start-ups… no hay sector en el que no repercuta”, celebra.