El aeropuerto de Castellón quiere alcanzar 500.000 pasajeros anuales en un lustro

El plan de la infraestructura ve potencial en Reino Unido, Alemania, Bélgica, Italia y Francia

El aeropuerto de Castellón en una imagen aérea.
El aeropuerto de Castellón en una imagen aérea.ÀNGEL SÁNCHEZ

El aeropuerto de Castellón prevé alcanzar los 500.000 pasajeros anuales en un margen de cinco años. Convertirse en puerta de entrada de turistas a la provincia es uno de los ejes sobre los que pivotan las acciones que integran el Plan Estratégico de la infraestructura aeroportuaria, que la sociedad pública Aerocas quiere aprobar a lo largo del mes de febrero. Junto a la vertiente turística, ligada a la búsqueda de nuevas rutas por parte de un comité creado para la ocasión, el documento abre las instalaciones de Vilanova-Benlloc a nuevas posibilidades de negocio, como el mantenimiento y reparación de aeronaves, el aterrizaje de aerotaxis o la formación aeronáutica.

Más información
Ivana Guinot asume el mando del aeropuerto de Castellón con el objetivo de diversificar las vías de negocio
4.200 turistas austriacos ‘vuelan’ a Peñíscola

El aeropuerto castellonense cerró 2017 con algo más de 144.000 viajeros (un 36% más que el año anterior) e incrementó en un 25% el movimiento de aeronaves. El nuevo Plan Estratégico contempla una serie de acciones encaminadas a multiplicar estas cifras. En un lustro ansía sumar a los números actuales 310.000 pasajeros, que supondrían un impacto económico anual sobre el territorio de 76,5 millones de euros. Doblaría así el volumen actual de turistas extranjeros que visitan la provincia por diferentes medios de transporte, alrededor de 300.000, situando en torno al medio millón los pasajeros totales que pisarán la base en este periodo de tiempo. “Con estas cifras, el futuro del aeropuerto está garantizado”, ha señalado Joan Serafí Bernat, director general de Aerocas. Junto al presidente de esta entidad y secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, ha presentado las líneas maestras del estudio, que realiza un diagnóstico de la situación actual del aeropuerto, detectando sus debilidades y fortalezas, “y marca la hoja de ruta que hemos de seguir en el próximo lustro para que la infraestructura se convierta en una herramienta sostenible y eficaz para el territorio y la sociedad", ha matizado por su parte Colomer.

El documento detecta “un gran potencial de desarrollo turístico en el área de influencia del aeropuerto” y destaca su papel en la conurbación de Valencia-Castellón. Para activar la demanda, propone la constitución de un comité de rutas que integre a la administración y al sector turístico para captar nuevas conexiones regulares y operativas chárter. Reino Unido, Alemania, Bélgica, Italia y Francia son los mercados de interés que fija el Plan y el mercado del que atraer esos 310.000 pasajeros adicionales. El Plan también señala como prioritaria la conexión con un gran hub internacional, preferentemente Madrid.

Además del tráfico comercial, el estudio apuesta por explorar nuevas vías de negocio implantando actividades complementarias como fuente adicional de ingresos y que consoliden un polo empresarial y logístico en torno a las instalaciones aeroportuarias. Entre las opciones “idóneas” figuran las de convertirse en base para aeronaves de emergencias y de extinción de incendios o acoger escuelas de formación de vuelo. Cobra peso también la dirigida al estacionamiento, mantenimiento y reparación de aeronaves, un sector con un crecimiento potencial en las próximas décadas, a pesar de la “fuerte competencia” que supondría la proximidad con el aeropuerto de Teruel, especializado precisamente en este campo. O aquellas actividades vinculadas a la realización de trabajos privados, “como por ejemplo de empresas de fotografía aérea”, junto al estacionamiento de aerotaxis o aviación privada, ha reseñado el director de Aerocas.

Desde la sociedad pública han recordado que la prestación de este tipo de servicios y desarrollo de actividades logísticas están supeditados a la puesta en marcha de la Zona de Actividades Complementarias (ZAC), de más dos millones de metros cuadrados. En breve saldrá a licitación un contrato para la redacción y tramitación del plan especial de la ZAC, que definirá el desarrollo del área circundante al aeropuerto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Plan Estratégico prevé estar completamente definido en un plazo de dos semanas para que pueda ser aprobado a lo largo del mes de febrero. Llega para cimentar las bases y dar un nuevo impulso a la infraestructura, que ha dirigido sus esfuerzos en la última etapa a sanear las cuentas de su promotora, Aerocas, y a mejorar su imagen tras años de descrédito, han indicado desde la entidad pública.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS