Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal vasca y EH Bildu inician el deshielo tras el final de ETA

El encuentro se produce tres meses después de que Confebask evidenciara su malestar con EH Bildu por no haber hecho autocrítica con ETA

Roberto Larrañaga y Arnaldo Otegi se saludan en la sede de la patronal.
Roberto Larrañaga y Arnaldo Otegi se saludan en la sede de la patronal.

Normalidad, pero a sorbos. El presidente de la patronal vasca, Confebask, Roberto Larrañaga, y el de EH Bildu, Arnaldo Otegi, se han reunido en la sede de la patronal para intercambiar opiniones, pero sobre todo, inaugurar un periodo de cierta normalidad institucional. Sin embargo, tras el encuentro no ha habido comparecencia pública, ni preguntas, ni declaraciones, tan solo dos notas de prensa, una de cada organización.

La reunión, que ambas partes han calificado de respetuosa y cordial, se produce tres meses después de la polémica entre los dirigentes de ambas instituciones debido a que Confebask no invitó a EH Bildu al homenaje cursado el 20 de octubre en el Palacio Euskalduna a los empresarios amenazados y asesinados por ETA durante más de cuatro décadas.

Las críticas de Confebask de que EH Bildu no ha realizado un reconocimiento público y explícito del daño injusto causado por ETA durante décadas, con la complicidad de la izquierda abertzale política, no sentaron demasiado bien en el equipo de Otegi. El líder independentista reprochó entonces a Confebask que entre las reglas más básicas de cortesía y de respeto exigen que las cosas no se hagan de esa manera y recordó al presidente de la patronal que "somos la segunda fuerza política".

Aunque esas posiciones no se han movido ni un ápice desde entonces, ambas partes han apostado por iniciar un lento deshielo. Según la nota remitida por la patronal, Confebask ha dejado clara a la representación de EH Bildu, formada por Arnaldo Otegi, y los parlamentarios Maddalen Iriarte, Leire Pinedo e Iker Casanova, su postura de que no comparte los mensajes de quienes insisten en difundir una imagen "casi apocalíptica" de Euskadi que no se corresponde ni con la realidad de la gran mayoría de las empresas ni tampoco con la de la sociedad vasca. En representación de Confebask, han asistido su presidente, Roberto Larrañaga, el director general, Eduardo Aretxaga, el director del Area Jurídico Laboral, Jon Bilbao, el de Formación, Asier Aloria, y el de Comunicación, Pedro García Larragan

Además han recordado a los representantes independentistas, que, aunque por supuesto hay cosas que mejorar, en Euskadi "tenemos los sueldos más altos, son los que más han subido durante la crisis, que tres de cada cuatro trabajadores en Euskadi tienen contrato indefinido, y que el 80% además es a tiempo completo".

EH Bildu, sin embargo, ha emplazado a Confebask a "mejorar las condiciones laborales y terminar con la precariedad". Sí han coincidido en que es preciso "fortalecer y modernizar la industria y las empresas del país" para hacer frente a los retos de la economía vasca.

La coalición soberanista en su nota, que "el autogobierno y el futuro político" de Euskadi ha sido uno de los temas que se han tratado en la reunión. Tras exponerles las propuestas que defiende en la ponencia de autogobierno del Parlamento vasco, la coalición soberanista ha mostrado su "preocupación por la voluntad recentralizadora que se viene expresando desde el Estado español".

Más información