Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento valenciano pide a Francisco Camps que renuncie a su cargo en el Consell Jurídic Consultiu

El Partido Popular, que se ha abstenido, ha señalado que la resolución era "injuriosa"

Mónica Oltra y Ximo Puig entrando al hemiciclo de las Cortes Valencianas.

Todos los grupos parlamentarios representados en las Cortes Valencianas, excepto el Partido Popular, que se ha abstenido, han apoyado la propuesta de ley que ayer presentó Compromís, con carácter urgente, pidiendo al expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, que renuncie a su cargo en el Consell Jurídic Consultiu (CJC), institución de la que es miembro nato. La confesión del número dos del Partido Popular valenciano cuando Camps lo dirigía, Ricardo Costa, durante el juicio del caso Gürtel, ha desencadenado la solicitud de la Cámara valenciana. Una decisión parlamentaria que sirve de poco dado que no tiene competencia sobre el CJC y sus miembros. Ni las Cortes ni el Gobierno valenciano tienen capacidad para revocar el puesto que ocupa Camps en la institución.

Las Cortes han decidido pedir a Camps que abandone "por haber incurrido en actos y comportamientos que no se corresponden con la necesaria dignidad de la institución". PSPV, Compromís, Podemos y Ciudadanos han votado a favor y el PP, que el pasado martes abrió un expediente informativo a Camps por su imputación en el caso Fórmula 1, se ha abstenido, aduciendo que no quieren convertir el parlamento "en un tribunal de honor franquista". El PP ha pedido la supresión de la iniciativa.

La diputada María José Catalá ha sido la encargada de defender la abstención de la formación conservadora. "¿Dónde estaban ustedes, incluso los que hacen la propuesta, cuando en julio de 2016 votamos todos en contra de reformar la ley de expresidentes?", ha agregado tras calificar el texto de injurioso y vengativo, y defender la presunción de inocencia de Camps. Catalá ha recordado que Camps no está procesado por la financiación del PPCV ni existe una sentencia.

Para el portavoz socialista, Manolo Mata no se trata de "odio, rencor o venganza", sino de una persona que "ya no es molt honorable", sino "un miserable" que ha engañado y hundido a sus propios amigos.

La portavoz de Podemos, Fabiola Meco, ha acusado a Camps de promover la corrupción. "Hay que salvaguardar la dignidad de las instituciones y recuperar el dinero robado", ha indicado. La formación morada ha insistido en la necesidad de reformar la ley para disponer de los mecanismos legales que permitan revocar los cargos.

Los valencianos no deben aguantar más tiempo a personas que han puesto en entredicho la dignidad de las instituciones, según el portavoz de Compromís, Fran Ferri. "Y menos de alguien que tiene unas ganas locas de recuperar el dinero robado", ha señalado parafraseando una declaración de Camps de 2009 negando que hubiera corrupción en el PPCV.

Ciudadanos ha señalado que ha apoyado la iniciativa por la gravedad de los hechos y las revelaciones realizadas sobre la financiación del PP valenciano. "Nosotros no vamos a hacer un juicio público como dice la diputada popular", ha indicado el parlamentario Juan Córdoba, "ya se encargará de eso la justicia, pero sí que ha quedado demostrado que no existe un caso Gürtel, ni el caso valenciano. Es el caso del PP".

Bancada popular de las Cortes Valencianas.
Bancada popular de las Cortes Valencianas.

Más información