Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau frena el tranvía a cambio de que Trias le apoye el presupuesto

El ex alcalde consigue eliminar de las cuentas la partida destinada al proyecto ejecutivo de la conexión

Colau y Trias, en diciembre, en un acto a favor de la Agencia del Medicamento.
Colau y Trias, en diciembre, en un acto a favor de la Agencia del Medicamento.

El mismo día en que hubo sesión de la comisión de estudio sobre la conexión de los tranvías por la Diagonal, en la que el gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, lo defendió con vehemencia. Y en vísperas a la manifestación de entidades a favor de la unión, en la que participarán concejales de Colau. En este contexto, el grupo municipal del PDeCAT anunció ayer que ha conseguido que Colau retire del proyecto de presupuesto la partida de 401.00 euros destinada a redactar el proyecto de conexión. A cambio, el PDeCAT dio casi por sentado que se abstendrá para facilitar la aprobación de las cuentas.

El argumento del ex alcalde Xavier Trias fue que no tiene ninguna lógica que en el presupuesto figure una partida para una cuestión sobre la que no hay, por ahora, consenso. “Si se acaba decidiendo hacer la conexión, se podría hacer una modificación de crédito para costear la redacción del proyecto”, añadió la concejal del PDeCAT Sònia Recasens.

Fuentes del gobierno municipal confirmaron que el Plan de Inversiones Municipales (PIM) del presupuesto incluía una partida para redactar el proyecto de conexión, pero que la ha retirado hasta que haya un acuerdo político que avale la conexión: “El gobierno continuará trabajando para que haya acuerdo”.

El acuerdo es una victoria de Trias, teniendo en cuenta que la unión del tranvía es una de las principales promesas electorales de Colau. El ex alcalde compareció por la tarde para dar cuenta de la posición de su partido en la comisión de economía prevista para este viernes para resolver las alegaciones de los partidos de la oposición al presupuesto.

Guarderías a 290 euros

El ex alcalde enumeró las alegaciones que el grupo demócrata ha logrado incorporar al presupuesto. Además de no dejar rastro del tranvía, la comisión sobre la unión debatirá poner en funcionamiento la línea de bus D30, que los demócratas siempre han reclamado, mientras la conexión ferroviaria no sea una realidad.

El PDeCAT también ha logrado incluir una partida de 1,5 millones para dar marcha atrás en la tarificación social de las guarderías municipales: así, las familias no pagarán más de 290 euros, igual que antes del actual sistema, introducido el curso pasado. Otras alegaciones aceptadas son un plan de choque contra el top manta (no cuantificado); partidas para solicitantes de ayudas sociales, para columpios para discapacitados en los parques infantiles; 10 millones más para la construcción de vivienda pública; 3,5 para planes de empleo; 100.000 para redactar el proyecto de reforma del Palacio de Deportes; y un millón para la biblioteca Muñoz Ramonet.

Trias argumentó que su partido está en la oposición y “marca diferencias” con Colau; pero, dijo, “queremos ser positivos y ayudar a la ciudad”. “Hemos avanzado en muchos temas. No votaremos sí a las cuentas pero tenemos una posición favorable que se mueve entre la abstención y el no. Depende de ellos, de que nos den confianza”, señaló. El ex alcalde no precisó qué consecuencias tendrá la participación de miembros del gobierno Colau en la manifestación del sábado. De forma inmediata, en la comisión de este viernes hará reserva de voto y no lo revelará hasta el pleno del viernes 26.

La intervención del grupo municipal del PDeCAT dejó en segundo plano el contenido de la sesión de la comisión de estudio sobre la conveniencia de conectar los tranvías. En ella, el gobierno de Colau mostró un nuevo argumento a favor de la unión.

64 millones para el bus

Un estudio de Àlvar Garola, economista de la Escuela de Ingenieros de Caminos, encargado por el Gobierno municipal, asegura que la unión inyectaría 4,5 millones de euros cada año a la red de autobuses, gracias al incremento de 227.000 pasajeros que tendría el tranvía, que reduciría el coste de cada viajero por kilómetro. Garola explicó que, según sus cálculos, entre 2018 y 2032 (cuando acaba la actual concesión a Tram para operar el servicio), el incremento de ingresos durante este periodo sería de 64 millones: 4,5 al año.

En la comisión, el responsable municipal de la estrategia del tranvía, Pere Macias, explicó, como adelantó el miércoles este diario, que Colau descarta rescatar la operatividad del tranvía antes del 2032 por su elevado coste (entre 220 y 440 millones). Pero sí apuesta porque a partir de 2032 la gestión del servicio la asuma Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB).

 Por lo demás, la comisión sirvió para constatar que las sesiones, en las que comparecen expertos en movilidad, urbanismo, gestión... no están sirviendo para que los grupos municipales se muevan un milímetro en sus posicionamientos. El PDeCAT sigue rechazando la unión y defendiendo los buses eléctricos por la Diagonal. ERC no acaba de mojarse sobre si apoyaría el proyecto llegado el caso. Ciutadans dice que no es el momento. El PSC sí es partidario de unir la actual red por la Diagonal. El PP también lo rechaza. Y la CUP dice que su gestión debería ser pública desde el minuto uno.

Más información