Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rescatar la concesión del tranvía costaría hasta 440 millones

Colau descarta recuperar la gestión antes de que expire el contrato con Tram en 2032 y apuesta porque el futuro operador sea TMB

Imagen de como será la conexión por la Diagonal
Imagen de como será la conexión por la Diagonal

El gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau ya tiene claro qué modelo de gestión quiere para la red de tranvía. Suponiendo, eso sí, que acabe logrando apoyo político para unir los dos tramos actuales, el Trambaix y el Trambesòs, por la Diagonal. Las claves son tres. Una, se descarta rescatar la concesión actual a Tram antes de que acabe en 2032, porque costaría entre 227 y 440 millones de euros. Dos, se descarta también alargar las actuales concesiones más allá de la fecha que vencen. Y tres, a partir de 2032 el operador sería 100% público. TMB es la idea que defienden la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz; y la concejal de Movilidad, Mercedes Vidal.

Todos estos planteamientos se suman al que ya ha explicado reiteradamente el responsable de la estrategia de la unión del tranvía, Pere Macias: que si consiguen apoyo político, el tramo intermedio se construirá entero con dinero público. Y es que a diferencia de los actuales tramos del tranvía (cuyas obras y material pagó Tram), en este caso, toda la inversión sería pública.

Las entidades exigen el fin del "bloqueo político"

Mientras el Ayuntamiento tiene sus ritmos, una veintena de entidades, entre las que figuran la Plataforma por el transporte Público (PTP), o la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), entidades vecinales del Barcelonès o del Baix Llobregat y sindicatos han convocado el próximo sábado una protesta. Exigen a los partidos de la oposición que pongan fin a lo que consideran un bloqueo político al proyecto de unión del tranvía por la Diagonal.

“El tranvía no perjudica a nadie, se trata de unir en línea recta los 29 kilómetros existentes con solo cuatro más a lo largo de nueve municipios. No es un capricho”, defendió el presidente de la PTP, Ricard Riol. Tanto Janet Sanz como Mercedes Vidal tienen previsto participar en la protesta, “a título personal”.

La Autoridad Metropolitana del Transporte (ATM, con mayoría de la Generalitat) o el Ayuntamiento pagarán tanto la urbanización de aceras y calles (68 millones), como la infraestructura ferroviaria (88 millones que el consistorio adelantaría a la Generalitat) y los tranvías (que compraría también el sector público). De esta manera, cuando acabe la actual concesión en 2032 se podría recuperar el 100% del sistema tranviario: tanto la gestión como las vías y tranvías.

“No más mochilas ni hipotecas y sí avanzar en la gestión pública del transporte público”, defendió ayer Sanz. Vidal, a su turno, defendió que TMB sea el futuro operador del servicio: “Ya es un operador ferroviario, de hecho comenzó con tranvías”, dijo.

Todos estos detalles figuran en el informe que Macias tiene previsto presentar el jueves en la comisión municipal que estudia la conveniencia de unir los dos tramos actuales por la Diagonal. El Informe sobre el modelo de gestión señala, de entrada, que el organismo competente en la gestión del sistema tranviario es la ATM, pero considera que el consistorio tiene algo (o mucho) que decir al respecto porque es quien impulsa la unión.

Más información