Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Pere Macias, director de estrategia de la unión del tranvía de Barcelona

“El enemigo público número uno de la ciudad es el coche”

El experto en movilidad defiende que el tranvía supondrá un ahorro que se podrá dedicar a reforzar otros servicios

El director del tranvía, Pere Macias.
El director del tranvía, Pere Macias.

Ingeniero y ya militante del Partido Demócrata Català, Pere Macias (Olot, 1954) fue el fichaje del gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para capitanear la estrategia de la unión de los tranvías por la Diagonal. Defiende su contratación como experto en movilidad.

Pregunta. ¿No sería mejor comenzar por acelerar la red ciclista, las supermanzanas… y que el tranvía fuera la guinda?

Respuesta. No. Las políticas de movilidad son una de las más urgentes de las grandes ciudades y comprenden un abanico de actuaciones para recuperar espacio para el peatón y la bicicleta que hemos destruido durante 50 años. Para sustituir el uso del automóvil y dar un gran servicio de transporte público, el tranvía es una pieza estratégica clave que no puede esperar 20 años.

“Estoy de acuerdo en mantener las aceras del tramo de Diagonal renovado

P. ¿Pero justifica invertir 175 millones para reducir un 0,3% el tráfico?

R. La voluntad es que estos coches (12.500) no transiten por otro lado, sino que vayan andando, en bici, en tranvía o en bus. Sí merece la pena y el Plan de Movilidad Urbana (PMU, aprobado el pasado mandato) fija reducir un 21% los desplazamientos en coche.

P. ¿La cuestión es, pues, entre transporte público y coche?

R. Hay que decir claro: el enemigo público número uno de la ciudad es el coche, porque nos la ha destruido. Y tenemos que conseguir acabar esta etapa y es muy difícil porque el mundo del coche es muy potente. No soy anti automóvil, un uso racional es positivo, pero debemos conseguir que se haga el mínimo uso y el tranvía es una herramienta muy potente. Echa a los coches y les dice: ‘Tu ya no mandas’ y que los ciudadanos recuperan el espacio público.

y les dice que ya no mandan y que los ciudadanos recuperan el espacio público.

P. ¿Qué piensa del túnel de Glòries?

R. Estoy a favor de esta operación: ha sido debatida, pactada y participada con los vecinos. Los túneles urbanos tienen que estar muy justificados y este lo está, el beneficio será espectacular.

“La infraestructura costará 40-50 millones pero las aceras costaron 20

P. ¿Qué medidas complementarias al tranvía habrá que hacer?

R. El tranvía es una pieza más de la nueva red de bus. Esta es la diagonal más importante y es imposible que ningún autobús convencional pueda atenderla. Un carrusel de autobuses es ineficiente, antieconómico, no incentiva porque es lento...

P. ¿Tendrá consecuencias para los conductores de TMB?

R. No, porque al traer gente del transporte privado al público necesitaremos más potencia de transporte: más frecuencias, más buses y más conductores.

P. ¿Cómo vencerán las fuertes presiones contra el tranvía?

R. Hemos creado mesas de trabajo varios grupos políticos.

P. ¿A CiU y PP les dan por perdidos?

“El tranvía supondrá un ahorro que podremos dedicar a otros transportes

R. Sabemos cuál es la posición de CiU, pero la mesa la hemos constituido igual y nos hemos reunido. Con el PP no hemos podido por agenda.

P. Su partido hace campaña entre las entidades vecinales.

R. Es de dominio público. Soy partidario de los vehículos eléctricos, pero la demanda que podemos generar en la Diagonal no puede ser absorbida por ningún bus sea eléctrico o no. Si quieres ir contra el coche, necesitas el tranvía como herramienta.

P. ¿Esperan convencer a ERC y Ciutadans?

R. ERC en su programa es explícito. Ven posible la unión por la Diagonal, plantean dudas y les gustaría que se estudiara más la posibilidad de un soterramiento del tranvía, estamos en fase de hablarlo. Y Ciutadans manifiestan que no están en contra, pero quisieran conocer los efectos sobre el tráfico. Hemos pedido más estudios.

P. ¿Y la CUP?

El tranvía echa a los coches y les dice: ‘Tu ya no mandas’

R. Plantean que todo debería ser público.

P. Usted también habla con entidades para tener apoyo.

R. Hemos iniciado un proceso de escucha del que he salido muy impresionado porque, con muy pocas excepciones, se han mostrado muy partidarios del tranvía.

P. ¿Y los comerciantes de la Diagonal?

R. Estoy de acuerdo en mantener las aceras del tramo renovado, creo que será posible.

P. ¿El modelo de gestión lo tienen claro?

R. No. Depende de la ATM, no quiere decir que el Ayuntamiento como socio y como promotor de la unión no tenga nada que decir. Estamos estudiando todas las posibilidades, comienza a haber ideas importantes.

P. ¿Cuáles?

R. El tranvía, al ganar eficiencia porque multiplicará usuarios, supondrá un ahorro que podremos dedicar a otros medios de transporte público.

P. ¿Espera que la ATM y la Generalitat sean sus aliados?

R. La ATM en tres planes distintos, con tres etapas políticas distintas, ha planificado unir los tranvías. Le toca aplicarlo y el protocolo firmado con el Ayuntamiento establece que la ciudad decide el trazado y avanza para poder construir. El año que viene tendremos que hacer un nuevo convenio para ver cómo paga la ATM al Ayuntamiento los 40-50 millones que costará la infraestructura. La gente se alarma con el coste pero las aceras de la nueva Diagonal costaron 20 millones.

P. ¿La empresa de las obras será la misma de la concesión?

R. El Ayuntamiento construirá y se lo pasará a la ATM, que se lo pagará. Pero a diferencia del resto de la red, donde el propietario hasta el fin de la concesión será TRAM, aquí la vía, la catenaria y las paradas serán públicas.

P. ¿El primer tramo será Glòries paseo de Sant Joan?

R. No tenemos todavía la decisión tomada. En función de disponibilidades presupuestuarias se puede hacer por etapas, lo lógico es que sean dos partes, con la mitad en paseo Sant Joan.

P. El concurso del estudio informativo ya ha salido, ¿comenzarán las obras en 2017?

R. Finales 2017 o comienzos de 2018, es factible: quemando etapas y que todo vaya bien, alcanzando consenso, pactando el dinero…

Más información