Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde ecologista en la Fundación Ronald McDonald

Ribó visita la casa donde la entidad alberga en Valencia a familias con niños que reciben tratamientos médicos prolongados

Joan Ribó sale de la casa Ronald McDonald de Valencia, que acoge a familas con niños que reciben tratamientos médicos prolongados.
Joan Ribó sale de la casa Ronald McDonald de Valencia, que acoge a familas con niños que reciben tratamientos médicos prolongados.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha visitado este miércoles la Casa Ronald McDonald, situada a pocos metros del Hospital La Fe. El centro alberga a familias con niños que necesitan recibir un tratamiento médico prolongado y que tienen problemas para hacer frente al coste de alojamiento asociado.

Conocido por sus posiciones ecologistas, el dirigente de Compromís ha destacado la labor que realiza el centro de la Fundación Infantil Ronald McDonald en Valencia, vinculada a la conocida cadena de hamburgueserías norteamericana. "Cuando una familia tiene un niño en una situación de una enfermedad larga, su situación se complica mucho. Si tiene pocos recursos se complica más todavía. Se puede hacer insoportable. Esta casa cumple una función de ayuda muy importante y además está muy bien organizada y permite un alto grado de libertad a las familias y a los niños", ha afirmado el alcalde durante la visita.

La casa, una de las cuatro que la entidad mantiene en España, tiene 1.100 metros cuadrados y dispone de 16 habitaciones, además de cocina comunitaria y espacios comunes. Se levanta en terrenos cedidos a la fundación por la Generalitat valenciana durante un periodo de 50 años. Desde su inauguración hace cuatro años, ha acogido a cerca de 900 familias por periodos que normalmente son de varias semanas, y que es frecuente que se repitan en el tiempo.

La entidad estima que el ahorro medio por familia asciende a 4.500 euros. Casi todas las familias alojadas proceden de la Comunidad Valenciana, aunque un 15% procede de otros lugares de España y de otros países, cuyos niños reciben atención en La Fe. Los menores suelen recibir tratamientos de oncología, cardiología, neonatología y transplantes.

El Ayuntamiento aceptó el año pasado cursar la petición de la fundación de dar un nombre a la calle en la que se ubica, que hasta entonces carecía de denominación. A propuesta de la Casa Ronald McDonald, pasó a llamarse calle de la Ilusión.

Más información