Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maratón de donaciones de sangre para reponer existencias

El Banco de Sangre quiere recuperar las reservas, que cayeron un 25% en Navidad

Una enfermera supervisa una usuaria en un punto de donación de Barcelona
Una enfermera supervisa una usuaria en un punto de donación de Barcelona

La Navidad ha vuelto a pasar factura a las reservas de sangre en los hospitales catalanes. A causa de los cambios de hábitos de los donantes —los días festivos rompen la rutina de los usuarios—, las existencias suelen caer un 25% durante la Navidad y el Banco de Sangre y Tejidos de Cataluña (BST) ha puesto en marcha la tradicional maratón de donaciones para remontar las reservas. “Solemos tener entre 5.600 y 5.700 unidades pero si caen el 25%, no nos cubre ni una semana”, explicó ayer Manel Peiró, presidente del BST. La maratón se celebrará entre el 12 y el 19 de enero.

El BST ha apostado este año por poner en valor la experiencia de la donación para llamar la atención, sobre todo, de los jóvenes que acaban de cumplir los 18 años y son ya potenciales donantes. “No donas siempre por los mismos motivos, a veces es por algo que sucede o por la voluntad personal en términos de solidaridad. Pero lo que siempre hay es un hilo conductor: además de donar vida, somos portadores de esperanza”, explica Josep Folguera, que lleva más de 40 años donando sangre.

El BST pretende superar las 8.000 donaciones y, a través de su web, permitirá reservar hora en alguno de los hospitales o centros habilitados para la maratón. El Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), por ejemplo, también acogerá durante el 12 y el 13 de enero uno de los puntos de donación.

El BST incorporará este año además un sistema para que los donantes valoren su experiencia y, además, los participantes en la maratón recibirán un mensaje a su móvil cuando su sangre se envíe a un hospital para tratar a un paciente.

El viaje de la sangre donada

Una vez se hace la donación, la bolsa de sangre es enviada a los laboratorios del BST, donde se divide la sangre en glóbulos rojos, plasma y plaquetas.

Tras el proceso de fraccionamiento, los profesionales del BST realizan las analíticas correspondientes y guardan a cuatro grados de temperatura los glóbulos rojos hasta que ese tipo de sangre sea requerido por un hospital. Estos glóbulos rojos se pueden guardar un máximo de 42 días.