elecciones catalanas

La CUP empuja de nuevo a la ruptura unilateral para dar su apoyo en la investidura

Los antisistema admiten que nadie les ha pedido formar parte del nuevo Ejecutivo catalán

Simpatizantes de la CUP homenajean a los concejales de Reus (Tarragona) Marta Llorens y Oriol Ciurana, que fueron detenidos la semana pasada, investigados por un supuesto delito de odio.
Simpatizantes de la CUP homenajean a los concejales de Reus (Tarragona) Marta Llorens y Oriol Ciurana, que fueron detenidos la semana pasada, investigados por un supuesto delito de odio.Jaume Sellart / EFE

La CUP arrastró en la pasada legislatura a Junts pel Sí y a Esquerra a la vía unilateral que culminó con la declaración de independencia del 27 de octubre y pretende seguir por esa senda en el nuevo Parlament. El líder de la candidatura anticapitalista, Carles Riera, ha asegurado este jueves que la Cámara surgida del 21-D deberá implementar el contenido de aquella declaración y “aplicar la legislación republicana, y todas aquellas leyes suspendidas por el Tribunal Constitucional”. Eso significaría volver a la desobediencia y la ilegalidad.

Más información

La CUP logró cuatro diputados en las elecciones del 21 de diciembre pero quiere cobrarlos caro porque es determinante para asegurar la mayoría independentista en el Parlament, en el que la aritmética parlamentaria no permite una alternativa distinta del independentismo. La realidad es que para mantener la unidad que reclaman desde la noche electoral las tres formaciones secesionistas no basta con los 34 parlamentarios de Junts per Catalunya y los 32 de Esquerra Republicana, sino que son determinantes los cuatro de la CUP. Por eso, Carles Riera, empezó a definir este jueves las exigencias de los anticapitalistas y advirtió de que en el debate de investidura del Parlament solo apoyaran a un presidente que “se comprometa a materializar la republicana catalana”. Eso significa que la CUP sigue apostando por la unilateralidad que caracterizó la pasada legislatura con la aprobación de las leyes de ruptura, la celebración del referéndum del 1 de octubre y la declaración de independencia de Cataluña

Carles Riera aseguró este jueves en Catalunya Ràdio que lo de menos es si se presenta a la investidura Carles Puigdemont, Oriol Junqueras “o cualquier otro nombre”, precisó. Lo trascendente para la CUP es un compromiso firme “para tirar adelante el programa republicano” en vez de llevar a cabo “política autonómica”. Esquerra y Junts per Catalunya anunciaron durante la campaña electoral su intención de renunciar a la unilateralidad y ahora queda por ver cómo encajan ese planteamiento con las exigencias de la CUP.

Entrar en el Govern

Los anticapitalistas explicaron a Carles Puigdemont sus pretensiones en la reunión bilateral que mantuvieron en Bruselas el pasado miércoles. La lectura que hacen es que “el resultado del 21-D es nítido: independentismo y república”. La CUP considera que “un retorno al autonomismo resultaría una ruptura con la voluntad popular mostrada en el referéndum del 1 de octubre”. Riera consideró también que “hay que desobedecer” si no se levanta el artículo 155 de la Constitución.

Sobre el tipo de Govern que la CUP podría apoyar tras el debate de investidura, Riera insistió en que, a diferencia de la legislatura anterior, esta vez están dispuestos a entrar en el Govern “si es para materializar la república” y que no teme una consiguiente “persecución judicial”. “Ir a la cárcel no le gusta a nadie”, admitió, “pero estamos dispuestos a asumir nuestro compromiso con el país en la confrontación con el Estado español, puesto que si aplicamos la república habrá represión del Estado, esto ya lo sabemos, y la tendremos que combatir”. Con todo, precisó que esta idea no ha sido tratada en ninguna reunión y que ni Junts per Catalunya ni ERC lo habían planteado.

El cabeza de lista de la CUP confirmó que las tres formaciones independentistas vienen celebrando desde hace días conversaciones discretas pero que estas son bilaterales y todavía no ha habido ninguna de conjunto a tres bandas. “En consecuencia, aún no hemos llegado a ningún acuerdo, pero es normal, todavía es pronto, ahora estamos todos exponiendo nuestras posiciones”, precisó Riera.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50