Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC cierra la campaña explotando el tirón popular de Borrell

"Están más solos que nunca, no tienen ningún reconocimiento internacional", dice el exministro del PSOE sobre los independentistas

El candidato Miquel Iceta, en el acto de final campaña del PSC en Cornella del Llobregat. FOTO: EL PAÍS / VÍDEO: ATLAS

El PSC ha cerrado este martes la campaña el 21-D en la ciudad de Cornellà, en el área metropolitana de Barcelona y ha echado mano de nuevo a la figura del exministro Josep Borrell, un exdirigente socialista con enorme predicamento entre el electorado contrario a la independencia al que se dirigen estos últimos días los esfuerzos del partido para captar su voto.

A diferencia de lo que hizo en su primer día de campaña, en el que dijo a Miquel Iceta que "para cerrar las heridas primero hay que desinfectarlas", Borrell ha optado por una intervención más académica, en defensa de la unidad de España y de la permanencia de Cataluña en Europa, con críticas a Carles Puigdemont por pedir un referéndum para la UE.

"Están más solos que nunca, no tienen ningún reconocimiento internacional", ha dicho Borrell ante más de 700 personas para referirse a los líderes secesionistas. "Ya hemos tenido suficientes independencias de fin de semana", ha añadido, y ha clamado por acabar con la división que vive la sociedad catalana a causa del órdago separatista.

"Hay una fronteras que son más peligrosas que otras. Son las interiores, las que dividen a la sociedad, amigos y familiares", insiste el expresidente del Parlamento Europeo. "Nuestra misión es evitar el odio, que a Iceta se le pinten bigotes, como a Hitler". Borrell considera que "la separación no es un buen negocio para Cataluña".

Borrell ha sido un recurso que ha explotado el PSC en los últimos días de campaña, después de la proyección que volvió a tener entre el electorado constitucionalista cuando participó en las dos manifestaciones contra la secesión convocada por la sociedad catalana. El exministro cultiva, además, una estrecha relación amistad y sintonía política con Iceta, quien en su día le animó a que diera la batalla, que acabó ganando frente a Joaquín Almunia, para ser candidato a la Moncloa en las primeras elecciones primarias que celebró el PSOE. "Hace 20 años me escribía los discursos y ahora es un placer que esté aquí, apoyándole", recordó Borrell.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información