Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Declaran ante el juez cuatro ediles de Somos Alcalá acusados de prevaricación

El Partido Popular solicita la dimisión de los concejales por una supuesta manipulación en la convocatoria de ayudas públicas

Los concejales de Somos Alcalá al completo abandonan el juzgado tras declarar cuatro de ellos.
Los concejales de Somos Alcalá al completo abandonan el juzgado tras declarar cuatro de ellos.

“Estamos muy orgullosos de los proyectos desarrollados con esos 40.000 euros que salieron de nuestro salario”. Así de tajante se ha mostrado Brianda Yañez, concejal de Somos Alcalá, a la salida del juzgado de la ciudad complutense. Yañez y otros tres compañeros de partido han tenido que declarar este lunes por un presunto delito de prevaricación administrativa. La irregularidad habría sido cometida en 2016, cuando los concejales rechazaron a parte de su sueldo y adjudicaron el montante a cinco asociaciones vinculadas a la formación, según denuncia el PP. Los populares, que se han personado en el proceso, solicitan la dimisión de los ediles involucrados “por responsabilidad política”. Estos, sin embargo, confían en que la jueza “archive el caso sin más consecuencias”.

El PP denunció en mayo un “posible caso de corrupción” después de hacerse pública una grabación en la que el portavoz de Somos Alcalá, Jesús Abad, respondía “alto, claro y con orgullo” que había contratado a familiares de concejales y a asociaciones vinculadas con la marca municipalista de Podemos. En un auto fechado el 28 de noviembre, la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Alcalá citó a declarar a cuatro de sus seis concejales, que forman parte del gobierno municipal (existe una coalición entre PSOE, Somos Alcalá e IU). Jesús Abad (Acción Social); Laura Martín (Participación y Distritos); Brianda Yañez (Transparencia e Innovación) y Alberto Egido (Medio Ambiente) han llegado a los juzgados poco antes de las 10.30 acompañados de sus otros dos compañeros de grupo y han permanecido en el edificio hasta las 14.45. Ahora la jueza debe determinar si archiva el caso o si abre juicio oral por un posible amaño en un concurso público.

Los hechos se remontan a 2016, cuando los concejales de Somos Alcalá rechazaron cobrar una parte de sus emolumentos. En la web del partido se destaca que el salario real anual de cada edil es de 67.000 euros, pero que el real es de 36.600, una reducción superior al 40%. El dinero no cobrado, 40.000 euros en total, decidieron destinarlo a proyectos sociales en la ciudad. Sin embargo, el PP remitió un informe a la Fiscalía Anticorrupción denunciando una presunta manipulación en la convocatoria de subvenciones, ya que las cinco entidades que obtuvieron la máxima puntuación en el concurso (se presentaron 33) tenían una relación directa con la formación e incluso alguno de sus dirigentes habían concurrido a las elecciones en sus listas. Los cuatro concejales de Somos Alcalá que han sido llamados a declarar formaron parte de la comisión evaluadora del proceso, en el que también participaron cuatro técnicos y una asesora jurídica.

"El concurso fue un amaño"

"Optamos por un procedimiento de libre concurrencia para dotar al proceso de mayor transparencia", ha explicado Yañez a la salida de los juzgados. La edil ha hablado en nombre de su equipo, pero no ha admitido preguntas al respecto. "Estamos aquí por haber renunciado a 40.000 euros de nuestros salarios y haberlos dedicados a proyectos sociales para la ciudad. Todo se hizo con la supervisión técnica y jurídica que ofrecen estos procedimientos", ha insistido Yañez. Y ha añadido: "Estos días vemos noticias de la cantidad de millones que destina la Comunidad de Madrid a subvenciones a dedo sin ninguna fiscalización, sin pedir cuentas a nadie de dónde ni en qué fines se gasta. Reiteramos nuestra tranquilidad porque el proceso ha seguido todas las garantías".

Víctor Chacón, portavoz del PP, cree que el concurso fue un amaño para destinar dinero público a asociaciones cercanas a la formación. "No existen partidas de uso privativo. Hubo una renuncia de los concejales de Somos Alcalá a sus sueldos, pero también una reducción salarial del 40% por parte de la oposición. Por el principio de caja única todo es dinero público. En las ayudas que aprobaron no se distingue si es ahorro de Somos Alcalá o del PP". Chacón explica que si los concejales de la marca municipalista de Podemos querían donar parte de sus salarios deberían haberlo cobrado íntegramente y pagado el IRPF correspondiente. "Luego ya podrían haberlo donado. Es lo que se hace en otros Ayuntamientos, pero no puedes inventarte un concurso público con un resultado ya preestablecido porque los concursos deben ser objetivos".

Suspensión cautelar de militancia

El 2 de diciembre el Consejo de Coordinación de Podemos Comunidad de Madrid decidió suspender “cautelarmente” de militancia a los concejales de Somos Alcalá. La decisión de la dirección regional afecta tanto a los cuatro ediles involucrados en el supuesto proceso de manipulación administrativa como a los dos que no lo están. Una de ellas, Olga García, primera teniente de alcalde de Alcalá, ha arremetido en una carta contra el secretario de Podemos en Madrid, Ramón Espinar, por “no respetar la presunción de inocencia” de sus compañeros y suspenderla también a ella a pesar de no estar inmersa en la causa. También emitieron una nota al respecto los militantes de Podemos Alcalá. En ella pedían “respeto a los procesos judiciales y a las decisiones de sus órganos autonómicos”. Aseguraban “acatar y apoyar” la decisión, que “es resultado y concuerda fielmente con lo establecido en nuestros Estatutos y en nuestro Código Ético”.

Más información