Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LLUÍS GÓMEZ | COMISIONADO DE EMPRESA

“Veo el gobierno de Colau 100% ‘business friendly”

El comisionado de Empresa explica que el Ayuntamiento está a punto de presentar un plan de la marca Barcelona

Lluís Gómez en el Ayuntamiento de Barcelona.
Lluís Gómez en el Ayuntamiento de Barcelona.

Lluís Gómez (Galicia, 1965) es el nuevo comisionado de Promoción Económica, Empresa e Innovación del Ayuntamiento de Barcelona, donde trabajó como director de sectores estratégicos (2006-2011). También formó parte de la exitosa feria Smart City Expo. Ahora deja Nueva York para instalarse en Barcelona.

Pregunta. José Luis Bonet, presidente de la Cámara de España y de Freixenet, dice que la marca Barcelona está muerta. ¿Qué opina?

Respuesta. Estoy absolutamente en contra, es poco realista y melodramático. Si estuviera tocada de muerte no habría venido la gente al Smart City Expo ni al EIBTM, las calles estarían vacías. Hemos tenido una sacudida importante y tendremos que revisar muchas cosas, es pronto para ver cuánto durará, pero la ciudad funciona. Por ejemplo, después de esta entrevista recibo a un grupo de japoneses porque entienden que somos un referente en innovación urbana. La gente nos sigue llamando. Si el turismo cae un 4%, leemos que se hunde y quizás no es la palabra. No estamos muertos. Hemos tenido problemas y no podemos negarlo ni frivolizar. Lo bueno, a largo plazo, será que nos lo miraremos con más calma: cuáles son los valores de la marca Barcelona por los que queremos luchar.

P. Aterriza en un momento de tormenta perfecta sobre la economía de la ciudad.

R. Yo aterrizo en el Ayuntamiento, pero no soy un novato. He estado siete años y medio literalmente vendiendo Barcelona. Antes había estado en promoción económica, soy el responsable de que 700 ciudades y empresas extranjeras vinieran al Smart City Expo. No se pueden arreglar los problemas en un día. Primero necesitamos estabilidad política, que está llegando.

P. ¿Estabilidad política? No sabemos qué pasara tras las elecciones…

R. Barcelona tendrá un papel más importante. Esta es más que nunca la receta. La herramienta que tengo yo y muchas empresas y entidades para vendernos fuera es Barcelona.

P. ¿Cómo ven los empresarios la gestión de Ada Colau?

R. El gobierno de Ada Colau ha cambiado mucho, evoluciona y creo que mi fichaje es bastante prueba de que la relación con las empresas se intenta mejorar y hacerla más fuerte. Mi trabajo es tender puentes entre el mundo económico y el ayuntamiento. No tengo perfil político, mi perfil es atraer inversiones, empresas, internacionalizar a las de aquí… Me estoy reuniendo con todos los sectores y con los más claves para entender sus necesidades. A veces hay un vacío de otras instituciones y nos toca tirar y poner el nombre de la ciudad.

P. ¿Es fácil representar a un gobierno que ha sido poco amigo del gran capital, no ha sido business friendly?

R. Para mí el aterrizaje está siendo muy fácil. Veo al gobierno de Colau 100% business friendly, yo represento a esta parte, soy totalmente business friendly. El Ayuntamiento está muy orientado a la parte económica. Quizás antes no era así. Lo que me piden es precisamente hacer los puentes más fuertes, apoyar a las empresas, a la investigación.

P. ¿El Ayuntamiento tiene algún plan para revertir los traslados de empresas?

R. Nos encantaría que volvieran, pero no está todo en nuestras manos. Ha ocurrido en un mes y medio, hemos pasado de debatir si teníamos demasiados turistas a temer perderlos… Tenemos que tener capacidad de resistencia y adaptación para gestionar la situación, no hay recetas mágicas. Si mañana volvemos a tener altercados nos volverá a hacer daño. Hay que ser capaces de recuperarnos y salir de esta crisis. No es la primera.

P. ¿Volver a hacer cosas que llevan años sin hacer, como salir a buscar ferias?

R. Exacto. Nos habíamos acostumbrado a que todo el mundo quería venir. Soy optimista y prefiero pensar que lo que ha ocurrido nos obliga a revisar todo lo que hacíamos: la feria, la ciudad, el ayuntamiento, los empresarios. Pasaremos de la promoción un poco naïf a valorar los activos económicos que tenemos.

P. No ha ayudado perder la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

R. No hemos perdido la EMA, la ha perdido Londres. Nosotros no hemos ganado el concurso. Las ciudades no se hunden por estas cosas. Londres y Reino Unido no se hundirán por el Brexit, sufrirán una sacudida pero seguirán siendo un país fuerte. Y Barcelona igual, no hemos ganado la EMA pero los activos están aquí.

P. ¿Qué sector quiere potenciar? ¿Tenemos alguna EMA?

R. No todo tiene que depender de EMAs. Los grandes eventos ayudan, pero creo más en el crecimiento sostenido. Estamos siendo una ciudad muy importante en la atracción de TICs, que no necesitan estar al lado de un centro financiero. La calidad de vida aquí es buena, tenemos talento y somos más baratas que otras ciudades.

P. ¿Tiene miedo de perder el Mobile World Congress?

R. No. Ninguno. Conozco la Fira y el Mobile. Podemos perderlo cuando se acabe en 2023, cualquier ciudad del mundo estaría encantada de hacerlo. Pero ellos siguen haciéndolo aquí.

P. ¿Habrá alguna inversión fuerte en los próximos meses?

R. Ya se ha hecho, se ha doblado el presupuesto. Estamos a punto de presentar un plan de la marca Barcelona, hay un equipo que trabaja con entidades y empresas a nivel metropolitano, se está a punto de nombrar un consejo de la marca Barcelona. Las ciudades estamos en una carrera en la que todas queremos lo mismo: empresas, inversiones… Nuestro papel en promoción económica es muy importante.

Más información