Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau elige a Joan Subirats como comisionado de Cultura

La alcaldesa de Barcelona delega la cartera de Empresa e Innovación en Lluís Gómez

Lluís Gómez (izq.), Ada Colau y Joan Subirats.
Lluís Gómez (izq.), Ada Colau y Joan Subirats.

El politólogo Joan Subirats será el nuevo comisionado de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona. La alcaldesa Ada Colau ha elegido a una persona de máxima confianza para llevar una cartera que, tras la salida del socialista Jaume Collboni del gobierno, vuelve a quedarse sin concejal. Subirats es uno de los impulsores de Guanyem, el embrión de Barcelona en comú. El comisionado de Empresa e Innovación será Lluís Gómez, que ya trabajó en el Ayuntamiento y ha sido director de la exitosa feria Smart City Expo que se ha celebrado esta semana.

La alcaldesa y sus colaboradores más próximos, muchos procedentes como ella de los movimientos sociales, no escondían ayer la emoción de haber fichado a Subirats. “Ha sido un maestro para muchos de nosotros, gente de movimientos sociales y entidades, una persona culta con ideas propias”, subrayó Colau de quien les ha acompañado desde la retaguardia en el paso de la calle a la institución. De hecho, la alcaldesa celebró que el politólogo haya aceptado la nueva responsabilidad en el Ayuntamiento tras haber dicho que no a ofertas recibidas anteriormente. “En un momento de grandes preguntas, angustias e incertidumbres, la cultura nos puede ayudar a ver adónde queremos ir”, confió.

A su turno, Subirats celebró el ofrecimiento de la alcaldesa y el teniente de alcalde Jaume Asens, de quien dependerá en última instancia. “Tras cuarenta años dando clase estaba instalado en una innegable zona de confort y tengo cierta sensación de vértigo”, reconoció el catedrático. Referente para intelectuales de izquierda, Subirats no tiene, sin embargo, experiencia en gestión cultural. Su incorporación no se producirá hasta enero, pasado este el trimestre en la universidad.

Y si Colau destacó el trabajo hecho en Cultura por el concejal de cultura Jaume Collboni, Subirats se estrenó también en un tono muy conciliador con sus antecesores, la comisionada Berta Sureda y el concejal. “Desde 2015 soy el tercer responsable del área de cultura y los proyectos iniciados por Sureda y Collboni pueden seguir adelante”, dijo. El politólogo resaltó el elevado presupuesto del área que dedicará, dijo, a complementar “los sectores culturales cosmopolitas y globales que han dado a Barcelona una imagen muy potente”, con una apuesta por atender la cultura como herramienta “de equidad y cohesión social”. “Tengo la convicción de estar sirviendo a un proyecto político importante para la ciudad”, destacó. Subirats, con todo, no entró en detalle. No reveló, por ejemplo, si mantendrá al gerente del Instituto de Cultura (ICUB), Valentí Oviedo, una figura de consenso en el sector. De hecho, admitió que ni si quiera le conoce.

Subirats es economista y catedrático de ciencia política y escribe habitualmente en varios medios de comunicación, entre ellos El País, sobre cuestiones de gestión pública, gobernanza, participación ciudadana o desigualdad social. El politólogo fundó y dirigió el Instituto de Gobierno de Políticas Públicas (IGOP), vinculado a la Universidad Autónoma de Barcelona. En BComú forma parte del segundo nivel directivo.

Gómez, “un entusiasta”

De Lluís Gómez, la alcaldesa destacó su “carácter entusiasta y optimista” y reveló, como ejemplo, que fue el artífice de la apertura al público del Observatorio Fabra. Gómez a su turno lanzó un mensaje de confianza sobre la fortaleza de la economía de Barcelona. “Pese al momento difícil, la ciudad continua siendo tremendamente atractiva”, dijo y defendió la “marca Barcelona” y afirmó que la ciudad “es motor económico de Cataluña, España y parte de Europa”.

Gómez es un profesional vinculado tanto al mundo empresarial como a la gestión en la administración. Ha organizado ferias sobre ciudades inteligentes en otras grandes capitales mundiales y durante el mandato del ex alcalde Jordi Hereu fue director de Sectores Estratégicos.

Los cargos de la Fira, después del 21-D

La alcaldesa de Barcelona ha pedido que la renovación pendiente de la presidencia y de cuatro consejeros de la Fira de Barcelona se posponga a después de las elecciones autonómicas del 21-D. Ada Colau entiende que aplazar la designación del nuevo presidente de la Fira permitiría hacerlo en un escenario donde no estaría vigente la intervención del gobierno catalán en aplicación del artículo 155. El presidente de la Fira, Josep Lluís Bonet (Freixenet), y los consejeros Núria Basi, Enric Crous, Enrique Lacalle y Carles Vilarrubí tienen sus mandatos vencidos desde el pasado verano.

Más información