Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los techos góticos del Ayuntamiento de Barcelona salen a la luz

Los técnicos localizan en el patio del edificio consistorial decoraciones pictóricas de entre 1369 y 1373

Una técnico muestra una de las catas realizadas
Una técnico muestra una de las catas realizadas EL PAÍS

Los técnicos que trabajan en la restauración de los techos de madera del patio de la sede del Ayuntamiento de Barcelona, en la plaza de Sant Jaume, han descubierto un conjunto de pinturas góticas originales del siglo XIV en la cubierta del edificio. El hallazgo forma parte de la decoración del artesonado de los techos del patio y se intuían debajo de varias capas de pintura. Las obras conservan, según los técnicos, buena calidad cromática con colores vivos y nítidos y están escondidas bajo las decoraciones que se realizaron en 1929 con motivo de la Exposición Internacional. 

La teniente de alcalde de ecología, urbanismo y movilidad, Janet Sanz, admite que el descubrimiento ha sido “un tanto inesperado”. “Es una joya histórica que lleva más de 600 años escondida. Ahora queremos llevar a cabo un proyecto de restauración y compartir con la ciudadanía este tesoro”, mantiene Sanz.

Las catas y pruebas realizadas han puesto de manifiesto que las pinturas que han salido a la luz son de entre 1369 y 1373 y están vinculadas a la construcción del Saló dels Cent Jurats, el actual Saló de Cent.

El historiador Reinald Gonzàlez destaca que una vez realizados los sondeos y el estudio asociado a los descubrimientos se concluye que la decoración gótica del edificio es un "descubrimiento relevante" que ha permitido sacar a la luz referencias sobre el estado y la fisonomía arquitectónica de las estructuras del antiguo Ayuntamiento gótico. González asegura que se pueden asociar los techos a algunas de las dependencias menos conocidas del Consistorio medieval como la Capilla del Buen Gobierno donde estuvo entre 1345 y 1847 la obra la Mare de Déu dels Consellers.

Pese a que, por el momento, las catas son de poca extensión, los testigos pictóricos góticos encontrados han permitido estudiar la decoración aplicada a los techos. Entre los descubrimientos que se han localizado aparece el escudo real de la casa de Barcelona y el escudo propio de la ciudad. También aparecen otros motivos heráldicos, las cuatro barras de la bandera catalana y la cruz de Sant Jordi de color rojo sobre fondo blanco o plata.

La teniente de alcalde Janet Sanz ha anunciado nuevos ensayos técnicos para evaluar el porcentaje de pintura conservada y para encontrar un sistema de limpieza química que permita eliminar el repintado sin poner en peligro las capas del siglo XIV. De esta forma se podrá llevar a cabo un proyecto de restauración realista y ajustado a los condicionantes técnicos y económicos.