Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UAB elaborará una base de datos sobre la historia de la corrupción

Un grupo de historiadores organizan el I Congreso Internacional de la Corrupción que presentará la iniciativa

Un magistrado en la inauguración del año judicial.
Un magistrado en la inauguración del año judicial.

Pedro Calderón es el único político español condenado a muerte por corrupción. Entre 1601 y 1607, el secretario del duque de Lerma -el favorito de Felipe III- estafó a su Rey con operaciones de compraventa de edificios. Que la corrupción no es un asunto exclusivo de nuestra época lo ha recordado este miércoles un grupo de catedráticos de Historia de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), entre los que se encuentra Borja Riquer. Los historiadores señalan el siglo XVII como el punto de partida, al menos documentado, de la corruptela en España. 

Riquer descubrió que la corrupción ya existía entre nuestros representantes cuando elaboraba un extenso diccionario sobre 1.500 diputados catalanes en el Congreso desde la Constitución de Cádiz hasta la Guerra Civil. Esto ha llevado a este catedrático y otros tres profesores más, a organizar el I Congreso Internacional de Historia de la Corrupción Política en la España Contemporánea. El seminario (14 y 15 de diciembre) servirá para presentar la primera base de datos sobre los casos de fraude, estafa o soborno de nuestra época más reciente, eso es, del siglo XIX al XXI.

“Se trata de un proyecto muy ambicioso, que llevará unos años y que será parecido al de otros países como Francia y Alemania”, comentaba este miércoles Riquer entre las ruinas de la Barcelona de 1700 del centro cultural del Born, donde se ha presentado el simposio. Más de una veintena de catedráticos españoles y de otros países europeos expondrán sus tesis sobre la corrupción porque, en palabras de Riquer, “nunca se ha intentado una visión de conjunto desde una disciplina interderdisciplinar”, de la materia.

Para lograrlo, la UAB y el Instituto de Pasados Presentes del Ayuntamiento barcelonés, que también organiza el congreso, han invitado a historiadores, politólogos, economistas y juristas para analizar la evolución de la corrupción. “No podemos dejar de analizar el mal gobierno, la mala administración”, ha asegurado Joan Lluís Pérez Francesch, director del Instituto de Ciencias Políticas y Sociales de la UAB.

La base de datos anunciada por Riquer ordenará los casos de corrupción de los últimos 200 años haciendo una clasificación en función de sus protagonistas, localidades afectadas o el tipo de corrupción, cuyas acciones se han tipificado como delito con el paso de los años. El catedrático emérito recuerda, por ejemplo, que hasta 1933 un político podía dirigir al mismo tiempo una empresa y el ministerio que le concedía la subvención o concesión al no existir, aún, una ley de incompatibilidades. 

En unos años, aquellos interesados en bucear por la corruptela española podrán encontrar en un mismo portal a nombres como Luis Bárcenas, Rodrigo Rato o Fèlix Millet, y también el de Agustín Esteban, el primer ministro español acusado de fraude en 1854 por estafar piedra por valor de 975 reales en la construcción de la carretera de Madrid a Aranjuez. 

El I Congreso de la Corrupción Política en España será inaugurado por el alemán Jens Ivo Engels, de la Univerisdad Técnica de Darmastadt (Alemania) que se centrará en la corrupción europea. En este sentido, Riquer ha apuntado que un informe reciente del Parlamento Europeo asegura que la corrupción en Europa cuesta cada año a los ciudadanos “varios billones de euros”.