Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC acusa sin pruebas al Gobierno de “amenazar con muertos”

Mariano Rajoy desmiente la acusación y la considera "una vergüenza intolerable"

La secretaria de ERC, Marta Rovira (delante), en una imagen de archivo.

El secesionismo catalán ha empezado este viernes a caldear la precampaña del 21-D con unas declaraciones de la secretaria general de ERC, Marta Rovira, en las que ha acusado al Gobierno del PP de “amenazar” por “múltiples vías” con enviar al Ejército y con “muertos en las calles” si se mantenían los planes iniciales de independencia unilateral, después de que el Parlament proclamase la república catalana. Rovira añadió que fundamentaba esas acusaciones en “fuentes muy contrastadas y fiables” que no concretó, pero que fueron respondidas de inmediato por Mariano Rajoy, que las calificó de “enorme mentira”. 

Desde hace unos días, el independentismo catalán parecía estar postrado en el diván preguntándose por sus errores y ejerciendo la autocrítica. El mismo expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont había admitido que podían existir otras vías distintas de las de la secesión para resolver el encaje político de Cataluña en España y diversos exconsejeros y líderes del procés reconocieron con matices que no se daban las condiciones para seguir adelante.

Por eso, las declaraciones de Marta Rovira en RAC-1 no sólo suponen un cambio de registro por las acusaciones directas que formuló contra el Gobierno de Mariano Rajoy, sino también porque evitó cualquier análisis de la actuación del independentismo. “Se ha hecho un exceso de autocrítica que, además, se ha magnificado. Los consejeros me decían en la cárcel: ya vale [de autocrítica] porque nosotros estábamos muy preparados”, dijo Rovira.

Mariano Rajoy, sobre las palabras de Marta Rovira.

Poco antes, la secretaria general de Esquerra había asegurado que el Gobierno central amenazó con muertos, armas de fuego, sangre y sacar el Ejército a la calle si la Generalitat seguía adelante con la independencia que proclamó el Parlament el 27 de octubre. Como se sabe, al día siguiente, el Gobierno del PP, con el apoyo del PSOE y Ciudadanos, aplicó el artículo 155 de la Constitución, destituyó al Govern y convocó elecciones para el 21 de diciembre. Carles Puigdemont y parte de sus consejeros se fueron a Bruselas y los que permanecieron en Cataluña, con el exvicepresidente Oriol Junqueras al frente, están en prisión desde el 2 de noviembre por decisión de la Audiencia Nacional.

“Lo que el Govern no estaba dispuesto a hacer era asumir un escenario de violencia extrema con muertos en la calle que se puso de una manera muy contundente sobre la mesa”, aseguró textualmente Rovira. “Nos decían que habría sangre, que no serían pelotas de goma como el 1 de octubre, que la cosa sería más contundente”, añadió.

La líder republicana no concretó las personas o las fuentes que proporcionaron esa información. “Eso de la violencia nos llegó de muchas fuentes diferentes, contrastadas y fiables. Se nos informaba de que estaban entrando armas en Sant Climent Sescebes y que el Ejército estaba viniendo”, añadió. Se refería así a la población de Girona en la que las Fuerzas Armadas españolas tienen su acuartelamiento más importante.

Las duras acusaciones de Rovira encontraron la rápida respuesta de Mariano Rajoy desde Gotemburgo (Suecia), donde participó en una cumbre social de la Unión Europea, informa Javier Casqueiro. El líder del PP se mostró contrariado por esas palabras y aseguró: “Eso es "una vergüenza, ya no hay calificativo que tenga yo para aplicar a esa afirmación. Dejémoslo en que es absolutamente falso, es una enorme mentira y sobre todo es una vergüenza y creo que en la vida no vale todo. Cada uno puede defender sus posiciones como quiera pero esto es intolerable”.

Por su parte, al concluir el Consejo de Ministros, Íñigo Méndez de Vigo, portavoz del Gobierno, calificó las afirmaciones de la líder de Esquerra de “burda patraña” y “mentira miserable”. “Los dirigentes secesionistas nos han acostumbrado a mentir. Dijeron que tendrían apoyo europeo. Nos dijeron que las llamadas estructuras de Estado estaban totalmente organizadas. Puigdemont dijo que aceptaría las responsabilidades políticas y miren dónde está. Lo que acaban de decir es una burda patraña”, dijo el ministro. En la misma línea, Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña, calificó las afirmaciones de Rovira de “mentira miserable de una gravísima irresponsabilidad”.

De la misma manera, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, criticó el “victimismo” de los independentistas, y tachó de “falsa” la acusación de la secretaria general de Esquerra. “Lo que dice esa señora es falso, y lo sabe”, zanjó el líder socialista en Valladolid. En la misma línea, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, acusó a Rovira de “mentir y hacer victimismo”. “Cuando parecía que los separatistas no podían caer más bajo, llega la designada por Junqueras para mentir y hacer victimismo otra vez”, escribió en su cuenta de Twitter el líder de la formación naranja.

En otro momento de la entrevista, Rovira dejó entrever cuál será la estrategia del independentismo si se mantiene la situación actual que viven los miembros del destituido Gobierno de la Generalitat. “Si uno [Junqueras] continúa en la cárcel y otro [Puigdemont] en el exilio, y no pueden hacer campaña, nuestro objetivo es restablecer el Gobierno legítimo de Puigdemont, Junqueras y sus consejeros”, dijo la secretaria general de Esquerra. En cualquier caso, vino a decir Rovira, si los resultados de las elecciones lo permiten, el independentismo se propone gobernar. “Puede ser que tengamos un Gobierno legítimo y un Gobierno ejecutivo que saque adelante todo el trabajo que se ha de hacer”, dijo.

Más información