Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todavía faltan voluntarios para el Gran Recapte 2017

El Banco de Alimentos llama a participar en la recogida que tendrá lugar los días 1 y 2 de diciembre en Cataluña

Gran Recapte en el mercado del Ninot.
Gran Recapte en el mercado del Ninot.

La novena edición del Gran Recapte, campaña de recogida masiva de alimentos básicos que anualmente organiza el Banco de Alimentos catalán, tendrá lugar este año los días 1 y 2 de diciembre. A poco más de dos semanas de la fecha de inicio de la campaña, la entidad sigue reuniendo voluntarios para cumplir su objetivo: 25.000 personas que trabajen cubriendo los 2.500 puntos de recogida establecidos en diferentes mercados y supermercados de toda Cataluña. A pesar de que esta última semana ha aumentado el número de voluntarios, todavía hacen falta unas 17.000 personas.

Después de que la semana pasada saltaran las alarmas por la falta de voluntarios para el Gran Recapte 2017 y las redes sociales se hicieran eco de este problema, muchas personas han decidido inscribirse a través de la página web que el Banco de Alimentos ha puesto a disposición de todo aquel que quiera colaborar. “La respuesta ha sido magnífica y confiamos en que se cubrirán todos los huecos”, comenta Lluís Fatjó-Vilas, director del Banco de Alimentos de Barcelona en relación al aumento de inscripciones que se ha producido, sobre todo, el fin de semana. Desde la entidad se muestran esperanzados, aunque aseguran que no pueden “bajar la guardia” y que seguirán perseverando para conseguir los 25.000 voluntarios que necesitan. “Todavía nos hacen falta más personas para que la recogida se cumpla de manera efectiva” señala Fatjó-Vilas.

Además de esto, el Gran Recapte cuenta este año con un problema logístico añadido. La fase de clasificación, en la que los voluntarios ordenan las toneladas de comida que han conseguido recaudar, suele hacerse en naves que otras entidades o empresas ceden al Banco de Alimentos. “Se necesitan naves mínimamente espaciosas para llevar a cabo la clasificación”, apunta Fatjó-Vilas. En años anteriores, el Parc Logistic Zona Franca o Mercabarna han puesto sus naves a disposición del Gran Recapte en Barcelona. Este año, sin embargo, el Banco de Alimentos va a tener que valerse de sus almacenes, aunque consideran, “son insuficientes en cuanto a espacio”. Esto se debe, según Fatjó-Vilas, a que “la actividad económica es fuerte y no disponen de naves para cedérnoslas 2 meses, que es el tiempo que las necesitaríamos”, 

El Banco de Alimentos de Barcelona trabaja actualmente en una planta que, tal y como aseguran desde la fundación, se ideó para distribuir anualmente unos 8.000.000 kilos de comida, cuando en la actualidad, distribuyen un total de 18.000.000 kilos al año. Este hecho “supone un problema logístico” ya que, como explica Fatjó-Vilas, en ese espacio no pueden llevar a cabo su labor con normalidad.

Teniendo en cuenta que El Gran Recapte representa el 25% del total de alimentos que recogen cada año los Bancos de Alimentos de Girona, Lleida, Tarragona y Barcelona, federados entre sí, y las entidades que comparten su misión, esta campaña de recogida es esencial para que sigan llevando a cabo su labor, y en consecuencia, en la lucha por paliar los efectos de la pobreza alimentaria.

Más información