Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

20.000 personas protestan contra el encarcelamiento de los exconsejeros

La Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural llaman a la movilización en toda Cataluña

Manifestación ante el Parlamento catalán este jueves. VÍDEO: ATLAS

La Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural, las dos entidades soberanistas, anunciaron ayer una cadena de movilizaciones tras el ingreso en prisión de nueve exconsejeros —Santi Vila puede eludirla si paga 50.000 euros—. Unas 20.000 personas acudieron a la concentración convocada ayer ante el Parlament, según las cifras de la Guardia Urbana, en la que reclamaron la libertad de los que consideran ya sus 10 diez “presos políticos”, los ocho exconsejeros y Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, líderes de la ANC y Òmnium. “Han violentado la libertad del pueblo y quieren acabar con el autogobierno y socavar nuestra autoestima como país. Seguramente tendremos que ir a un paro de país”, avanzó Agustí Alcoberro, vicepresidente de la ANC.

Alcoberro calificó las detenciones de “drama nacional”. “No nos conocen”, dijo Marcel Mauri, de Òmnium, cuando apuntó que quizá alguien pensó que con los encarcelamientos se acabarían las movilizaciones. Bajo el lema “Libertad presos políticos”, los colectivos soberanistas llamaron a la movilización permanente. Crida per la Democràcia convocó anoche a una cacerolada; a participar hoy en concentraciones y a una manifestación el día 12. Los llamados comités de defensa de la república abogaron por una protesta “constante, contundente y pacífica”. Carles Riera, de la CUP, llamó a responder con una “huelga general y una movilización masiva”.

La concentración reunió a miles de personas que fueron en marchas a pie hasta el Parque de la Ciutadella, mientras desde los coches los conductores hacían sonar sus bocinas. Ante el Parlament, los manifestantes mostraron bufandas con el lema “libertad de presos políticos” y lanzaron gritos a favor de la huelga general: “somos república”, “Puigdemont es nuestro presidente” o “es una estafa esta Europa”. Los actores Joel Joan y Carme Sansa leyeron el manifiesto en el que exigieron la excarcelación de los políticos y la retirada de la aplicación del artículo 155. El texto califica de “ilegítimas” las elecciones del 21-D pero avisa de que el independentismo concurrirá para que Ciudadanos, PSC y PP no las usen. Los manifestantes abuchearon a esos partidos. “Llenad las cárceles, que seguiremos llenando las calles”, rezaba una pancarta.

La concentración reunió a miembros de partidos secesionistas y de los comunes, como los tenientes de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello y Laia Ortiz. Los primeros en llegar fueron expresidentes del Parlament como Nuria de Gispert, Joan Rigol y Ernest Benach; el edil Alfred Bosch, de ERC; Camil Ros, de UGT, o el líder de Podem, Albano Dante Fachin, a quien Pablo Iglesias ha invitado a dejar el partido porque dice que es próximo al independentismo. “La detención del Govern cambia absolutamente todo. Algunos hace días que lo teníamos muy claro. La población tiene que dar una respuesta enorme que haga temblar al Estado”, afirmó.

De Gispert acusó a la Audiencia Nacional de ser el “Tribunal de Orden Público” y de tratar al Govern “como etarras”. Las protestas se extendieron por varias ciudades de Cataluña. En Girona, en la plaza del Vi, se reunieron 15.000 personas, según la Policía Municipal. En Lleida, protestaron otras 3.000 y en Tarragona y Reus, 8.000.

El Barça lamenta la decisión judicial

El Futbol Club Barcelona emitió anoche un comunicado en el que “lamenta” los encarcelamientos de ocho exmiembros del Gobierno catalán, entre ellos el exvicepresidente, Oriol Junqueras. Según la nota, el club considera que actuaciones como estas “no contribuyen a construir los caminos de diálogo y respeto que siempre”, afirman, han “defendido como entidad”. La nota concluye con un llamamiento a la “serenidad” de todos. El club reitera su “compromiso con las libertades y los valores democráticos, para construir puentes que ayuden a resolver este conflicto de manera consensuada, pacífica y política”.

Más información