Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Val d’Aran pide ser reconocido en la Constitución

Los partidos araneses muestran su preocupación por los efectos de la declaración de independencia y la aplicación del 155

Banderas ante el edificio del Gobierno de la comarca de Arán en Vielha, Lleida.
Banderas ante el edificio del Gobierno de la comarca de Arán en Vielha, Lleida.

Los tres partidos con representación en el pleno del Conselh Generau d'Aran –el órgano de gobierno legislativo y ejecutivo del Val d'Aran– han aprobado este jueves por unanimidad una declaración institucional que pide “buscar un reconocimiento constitucional que permita nuevas metas para nuestro estatuto singular de autogobierno”. La singularidad aranesa no está amparada por la ley fundamental española y el Conselh considera que la declaración unilateral de independencia y la intervención del Estado en Cataluña a partir del artículo 155 han provocado “una fuerte crisis democrática” que puede poner en riesgo el autogobierno aranés.

Los siete consejeros de Convergencia Democrática Aranesa –CDA, la fuerza de gobierno–, los cinco de Unitat d'Aran –UA, partido hermano del PSC– y el único representante del Partido Reformista de Artíes-Garós (PRAG) han aprobado una moción que insta “a realizar todas aquellas gestiones delante de las instituciones catalanas, así como en la Comisión Territorial del Congreso de los Diputados, para buscar un reconocimiento constitucional que permita nuevas metas para nuestro estatuto singular de autogobierno”. El Val d'Aran es una comarca catalana de 10.000 habitantes, la singularidad de la cual, como territorio de cultura occitana, está reconocida con un régimen especial por el Estatuto de Cataluña y la Ley de Arán de 2015. La proclamación de la república del pasado viernes en el Parlament provocó una fuerte confusión en el Conselh. Su Gobierno emitió tres comunicados diferentes durante esa jornada, el último de ellos para desmentir que las fuerzas políticas aranesas se plantearan que la comarca dejara de formar parte de Cataluña. CDA, UA y el PRAG se reunieron el lunes para acordar los puntos de la declaración aprobada hoy. CDA, partido vinculado tradicionalmente a la desaparecida CDC, hizo hincapié para que la resolución incluya “los avances hechos en estos últimos años en lo que respecta al reconocimiento institucional de nuestro país y de su marco competencial, llevados a cabo por la Generalitat de Catalunya”; los socialistas han presionado para que la declaración admita “la dificultad que el Val d’Aran siempre ha tenido para desplegar estos marcos legislativos”. Tanto UA como CDA insisten en la falta de desarrollo de las competencias propias amparadas por la Ley de Arán y de los acuerdos de mejor financiación pactados con la Generalitat.

La declaración del pleno Conselh también destaca que la falta de diálogo entre “las instituciones catalanas y españolas” ha generado “intranquilidad y mucha preocupación a los ciudadanos de nuestro país”. La estación de esquí de Baqueira-Beret es el principal motor económico de la región. Más del 80% de sus usuarios son ciudadanos de fuera de Cataluña.