Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reforma de la plaza de España incluye un túnel hasta Ferraz y tirar la valla de Sabatini

El Ayuntamiento presenta este miércoles las modificaciones del proyecto inicial, cuyas obras empezarán en mayo de 2018

Recreación de la futura plaza de España tras su reforma. Ver fotogalería
Recreación de la futura plaza de España tras su reforma.

La reforma de la plaza de España incluirá alargar el túnel de Bailén hasta la calle de Ferraz, así como tirar la valla de los jardines de Sabatini para salvar el desnivel con la cuesta de San Vicente, según adelanta hoy EL PAÍS. El concejal de Urbanismo, José Manuel Calvo, presenta hoy las modificaciones que ha sufrido el proyecto inicial y adelanta que las obras empezarán en mayo. Se mantienen las líneas maestras, como la plantación de más de mil nuevos árboles, la eliminación de desniveles con Gran Vía y Princesa y la integración del entorno del Templo de Debod con la plaza, pero además se amplían las aceras frente al edificio España.

El Ayuntamiento de Madrid realizó una consulta ciudadana para elegir al proyecto ganador de la reforma de plaza de España. El 52,19% de los 212.000 ciudadanos que depositaron su voto apostaron por Welcome mother Nature, tal y como se desveló el 27 de febrero. Más adelante se conoció que los creadores del diseño son los arquitectos Fernando Porras Isla-Fernández, Aranzazu La Casta y Lorenzo Fernández Ordóñez, del Estudio Guadiana y Porras La Casta Arquitectos. Desde entonces, han pasado varios meses sin que se hagan públicos nuevos detalles del proceso.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, comparece hoy en la comisión de urbanismo —a petición de la concejal del PP Paloma García— para desgranar las modificaciones que se han hecho al plan urbanístico. En este sentido, Calvo explicará que el proyecto se ha cambiado parcialmente para tener en cuenta la nueva Área de Prioridad Residencial (APR) del distrito de Centro, que entrará en vigor en 2018. Esto ha supuesto una reducción de carriles de tráfico en el viario del entorno de la plaza. Así, por ejemplo, en la cuesta de San Vicente habrá dos carriles por sentido más un carril bus por sentido (ahora hay cuatro), mas u carril bici de subida. En esta calle se derriba el muro de ladrillo que separa la vía de los jardines de Sabatini y se crea una subida gradual fácilmente recorrible a pie o en bicicleta. El tráfico procedente de Gran Vía no podrá girar a la izquierda hacia San Vicente, debiendo hacerlomás adelante, por Ventura Rodríguez.

Recreación del proyecto para la cuesta de San Vicente, que perderá carriles para el tráfico y tendrá aceras ampliadas.
Recreación del proyecto para la cuesta de San Vicente, que perderá carriles para el tráfico y tendrá aceras ampliadas.

Los cambios también tratan de adaptarse al proyecto para semipeatonalizar la Gran Vía (que perderá un carril para el tráfico privado por sentido y ampliará el espacio peatonal). Así, se ampliarán los anchos de aceras delante del edificio España, en la calle de los Reyes y en la calle de la Princesa, que desemboca en la plaza. También se modifica el alumbrado para mantener el mismo estilo que la Gran Vía.

Otra de las modificaciones respecto a la idea inicial de Welcome Mother Nature tiene que ver con el retúnelprevisto, un túnel que comunicaría la calle de Bailén con la de Ferraz a través de un segundo nivel subterráneo para evitar la intersección con la cuesta de San Vicente. En su lugar, se apuesta por incluir en el proyecto el túnel ya existente de la calle Bailén, que conectará con la cuesta de San Vicente y, desde ahí, se alargará hasta la calle de Ferraz, a la altura de la calle Luisa Fernanda. En la zona donde ahora se encuentra la entrada del túnel, frente al Senado, se creará una zona verde que engarzará los jardines de Sabatini y la explanada del Palacio Real con la plaza de España.

Proyecto de nueva zona verde sobre la salida del túnel de Bailén.
Proyecto de nueva zona verde sobre la salida del túnel de Bailén.

Este cambio es posible porque el Ayuntamiento calcula que la nueva APR disminuirá hasta un 50% el tráfico en el eje Bailén-Ferraz. Precisamente la futura APR motiva que el proyecto incorpore reformas en zonas aledañas “por considerarse absolutamente necesarias para el normal desarrollo de la obra”. Se trata de las calles de Ventura Rodríguez y Princesa, la salida del túnel hacia la calle de Ferraz, así como la plaza Cristino Martos —que tendrá un nuevo acceso— y el perímetro de los jardines de Sabatini —donde se bajará la altura de la valla para permitir una mejor vista del Palacio Real.

Nuevos carriles bici

Además, hay cambios en lo que se refiere a la movilidad ciclista. Según el concejal, se han establecido medidas para mejorar la red de ciclocarriles y carriles bici, de manera que la Gran Vía —que contará con un carril bici de subida hasta Callao— quede enlazada con la plaza de España y Madrid Río a través de vías tranquilas y seguras para los ciclistas (que incluirán carriles bici y carriles 30, compartidos con el tráfico de vehículos). El resto de modificaciones del proyecto inicial tienen que ver con las peticiones de distintas instituciones y administraciones públicas. Así, se creará un espacio lineal de acceso protocolario al Palacio Real, así como un acceso directo desde el túnel de Bailén hacia este palacio y otro hacia el Senado. Por último, se reforzará la cubierta del aparcamiento ya existente, que también se impermeabilizará.

Espacio para la mediateca en la reforma de la plaza de España.
Espacio para la mediateca en la reforma de la plaza de España.

El resto del diseño mantiene las mismas ideas que se conocieron a finales de febrero: el monumento en homenaje al escritor Miguel de Cervantes girará para ponerse de cara al edificio España; entre la estatua y ese inmueble se creará una gran plaza urbana para celebrar eventos. Habrá un nuevo túnel peatonal para unir la plaza con los jardines de Sabatini, espacio que se aprovechará para instalar una mediateca y un restaurante. Se conectarán las zonas verdes aledañas para crear una gran zona verde que enlace la plaza con el Palacio Real y el Templo de Debod, en la que se plantarán más de mil árboles, además de mantener los existentes.

El proyecto de ejecución, en noviembre

Según el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, el Ayuntamiento prevé recepcionar el proyecto de ejecución “a mediados de noviembre”, dado que se encuentra muy avanzado y totalmente consensuado. En este sentido, ya se está preparando la licitación de las obras y se espera que el presupuesto definitivo del proyecto de ejecución se pueda cerrar “la próxima semana”.

El proyecto básico se recepcionó el pasado lunes y coincide con la propuesta presentada al concurso, con las modificaciones derivadas de los estudios detallados que se han llevado a cabo. El equipo de arquitectos está trabajando con los técnicos municipales desde el mes de abril y, desde entonces, ha logrado que el proyecto se apruebe en la Comisión Local de Patrimonio Histórico (21 Julio), ha realizado el estudio topográfico (20 agosto), el estudio geotécnico (13 de octubre) y los acuerdos con el Senado (15 julio), Patrimonio Nacional (9 octubre). También se ha acordado el plan con colectivos ciclistas y con la Dirección General de Patrimonio Histórico.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información