Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Foment del Treball pide no avanzar “ni un paso más” hacia la independencia unilateral

La patronal catalana alerta del "descrédito nacional e internacional" y de una posible "insolvencia económica"

El presidente de Foment, Joaquim Gay de Montellà, en el Comité Ejecutivo.
El presidente de Foment, Joaquim Gay de Montellà, en el Comité Ejecutivo. EFE

La patronal catalana Foment del Treball, presidida por Joaquim Gay de Montellà, ha reunido este lunes a su Comité Ejecutivo de forma extraordinaria para analizar la situación política en Cataluña y sus consecuencias económicas. En un comunicado, ha pedido a los dirigentes políticos no avanzar "ni un paso más en el incierto camino iniciado desde el Parlament de Cataluña". La patronal recuerda que el camino seguido por el Parlament se ampara en una "estrecha mayoría" que durante este último mes "ha traspasado las fronteras de la ilegalidad llevando al país hacia el descrédito nacional e internacional, y quien sabe si hacia la insolvencia económica".

"Desde diciembre de 2015 la situación ha ido derivando en un camino de incertidumbre (...) solo la fortaleza de la economía española, en general, y de la catalana, en particular, ha permitido resistir durante el 2016 y el ejercicio del 2017, y hasta en los tristes hechos del 17 de agosto", afirma Foment del Treball en su comunicado, en referencia a los atentados yihadistas que golpearon La Rambla de Barcelona y el municipio de Cambrils.

Foment del Treball lamenta también la decisión de empresas y entidades financieras, "algunas de ellas protagonistas esenciales de nuestra historia empresarial" de trasladar su sede social fuera de Cataluña ante una inminente declaración unilateral de independencia. El pasado jueves, Gay de Montellà ya lamentó la marcha de algunas compañías y bancos, aunque expresó su deseo de que la decisión fuera "provisional". Entre estas empresas y entidades están los bancos Sabadell y La Caixa, y empresas como Abertis, Cellnex o Orizon, todas ellas con cotización en el IBEX 35.

En el comunicado emitido este lunes, la patronal catalana va un paso más allá y respalda la decisión de las empresas, aunque la lamenta: "Queremos transmitir y compartir con el conjunto del sector empresarial la enorme tristeza y el dolor con que los responsables de las empresas se sienten obligados a desplazar su sede social para proteger los intereses de sus clientes, empleados y accionistas".