Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las escuelas protestan por las cargas policiales

Miles de personas colocan flores en los colegios donde tuvieron lugar los sucesos

Homenaje a las víctimas de la represión policial  en la escuela Mediterrània.
Homenaje a las víctimas de la represión policial en la escuela Mediterrània. EL PAÍS

Miles de personas se concentraron ayer en los colegios de toda Cataluña donde el pasado domingo agentes antidisturbios de la Policía Nacional y la Guardia Civil cargaron contra la ciudadanía que se disponía a organizar o participar en el referéndum independentista.

En la mayoría de colegios, los concentrados mostraron su rechazo a la represión policial colocando flores y mensajes de paz en las zonas donde el domingo se exhibieron y utilizaron enérgicamente porras, patadas y puñetazos.

La concentración más mayoritaria tuvo lugar en la escuela Ramon Llull donde miles de personas realizaron ofrendas y en la que estuvieron presentes políticos como la consejera de Enseñanza, Clara Ponsatí, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. La primera edil barcelonesa aseguró que las escuelas de Barcelona son un “modelo de convivencia que nos representan al grito de somos gente de paz”.

En el barrio de la Barceloneta, decenas de vecinos se concentraron ante la escuela Mediterrània donde la brutal carga policial causó varios heridos. Entre los asistentes había personas que fueron agredidas a golpe de porra y mostraban emocionadas las heridas provocadas por los agentes. En el exterior del recinto, la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) colgó un cartel que rezaba: “Aquí hubo violencia injustificada y arbitraria. Gracias vecinos/es por defender la escuela”.
Uno de los organizadores de la consulta se subió sobre una silla y entregó la urna que todavía quedaba en manos de los organizadores. “Debe ser para el barrio, nos ha costado cara y la protegisteis con sangre”. Miembros de la Asamblea Nacional Catalana entregaron la urna y pidieron darle una “nueva vida”. “Que sea un recurso educativo, que hable de democracia, libertad, convivencia y contra todo tipo de violencia”. La presidenta del Ampa de la escuela recibió la urna y aseguró: “Vecinos y vecinas del barrio, ancianos, familias con niños fueron el pasado domingo víctimas de un ataque que no tiene cabida en democracia y mucho menos en un centro escolar donde la comunidad educativa trabaja para transmitir valores de paz, solidaridad y convivencia. Pese a la carga policial, los vecinos nos hemos unido y esto será una lección de solidaridad”.