Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última verbena del verano se reinventa

La tradicional romería de La Melonera llega este año con charanga, disfraces, un espectáculo de radio y un taller de creación colectiva

La Melonera
Fiestas de La Melonera de 2016.

A la Virgen del Puerto, que tiene su ermita en el madrileño distrito de Arganzuela, la bautizaron como La Melonera por la cantidad de puestos de melones y sandías que se situaban siempre en esa zona, ya que los vendedores entraban a Madrid por el puente de Segovia, ubicado a sólo unos metros. Esta ermita fue construida en tiempos de Felipe V —aunque el edificio actual es una reconstrucción de 1945, pues el original acabó completamente destruido durante la Guerra Civil—, con el fin de que las lavanderas del río Manzanares tuvieran un lugar de culto cercano a su lugar de trabajo. Pero además, la ermita de la Virgen del Puerto ha sido tradicionalmente el destino de la romería que se celebraba cada mes de septiembre y que finalizaba con una merienda popular, chotis y, por supuesto, melones. Así, las fiestas de La Melonera se convirtieron en la última verbena del verano.

A este fragmento de la historia de Madrid llegaron, hace poco más de un año, Pablo Santacana y Marta Muñoz, los integrantes de Vendedores de Humo, una plataforma dedicada a desarrollar proyectos artísticos a partir de su trabajo con la imagen. En 2014 obtuvieron una de las becas de El Ranchito y llevaron a cabo Tropicastizo en Matadero y en la galería Pivô de São Paulo; también colaboraron con colectivos como Los Hijos o Play Dramaturgia en Phestudios: Imagen no disponible, dentro de la feria internacional PHotoEspaña. Y uno de sus últimos proyectos fue la Fiesta Remixada Popular, celebrada en el marco de las fiestas populares de Arganzuela Imperial en 2016. Ese fue el origen de lo que este año han rebautizado como las Fiestas Populares De La Melonera Imperial. “Llevábamos tiempo investigando acerca de la construcción de la identidad y el papel de la imagen. Buscábamos reflexionar sobre el derecho de un barrio a configurar su propia identidad, a inventar su historia”, explica Marta Muñoz.

Aunque su idea inicial estaba pensada más bien para un barrio de nueva planta, sin historia ni tradiciones propias, supieron adaptarlo rápidamente para poder trabajar en un barrio como Arganzuela y en unas fiestas populares con varios siglos de historia a sus espaldas. Así que, pasaron de inventar una fiesta a remixar una que ya existía. Para ello, combinaron elementos modernos y tradicionales, porque eso sí, no querían perder de vista el origen de esta fiesta ni a los vecinos que la han mantenido viva durante años.

¿En qué consistirá entonces la verbena de este sábado? Para empezar, una romería partirá a las 18.00 horas de la ermita de la Virgen del Puerto y recorrerá las calles de los alrededores hasta finalizar en una plaza cercana a la calle Juan Duque. Irán acompañados por la charanga Lost in Translation, con mantones, banderolas, sombreros y máscaras que crearon todos juntos en un taller de engalanamiento el sábado anterior. Para cerrar la romería habrá melón, y allí mismo comenzará la Radio Verbena a cargo de Grupal Crew Collective, un laboratorio de creación colectiva con los vecinos y vecinas del barrio que rescata la estructura de la radio de acción.

Un sábado de lo más completo y castizo, donde la historia del barrio y su gente saldrá de nuevo a las calles para celebrar una verbena de toda la vida con aires renovados. Y es que, como apuntan desde Vendedores de Humo, “las tradiciones deben seguir vivas, pero deben cambiar con nosotros”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información