Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont: “¿Qué creéis que pasará el 1 de octubre? ¡Claro que votaremos!”

El president desoye la advertencia del Constitucional y arranca la campaña electoral en Tarragona ante 7.500 personas

Tarraco Arena
Carles Puigdemont (I) y Oriol Junqueras (C) en el inicio del acto.

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, sus consejeros y los líderes de los partidos y las entidades secesionistas han ignorado las advertencias del Tribunal Constitucional sobre la suspensión del referéndum de independencia y han participado en el arranque de la campaña electoral de la votación prevista para el 1 de octubre. En un mitin unitario de todo el secesionismo y en un clima de absoluta rebelión en el Tarraco Arena, en la reconvertida plaza de toros de Tarragona, unas 7.500 personas -6.000 en las gradas y 1.500 acomodadas en la arena-, han clamado en favor de votar y constituir una nueva república. "¿Qué creéis que pasará el 1 de octubre? ¡Claro que votaremos!", ha exclamado el president.

La Fiscalía ha presentado querellas contra el Ejecutivo, cinco miembros de la Mesa del Parlament y ha citado a 712 alcaldes bajo amenaza de detención en el caso de que no comparezcan si cooperan con la consulta. El subdelegado del Gobierno en Tarragona ya avisó este miércoles al responsable de la plaza de toros, propiedad de la Diputación, de que podría ser constitutivo de delito la celebración del mitin y que se atuviera a las consecuencias penales. Ninguna amenaza tuvo efecto alguno. La plaza estuvo atestada –la ANC había fletado 40 autocares de la provincia de Tarragona- y miles de personas, en un ambiente de euforia, corearon lemas como “¡Votaremos!", "¡No tenemos miedo!" o "¿Dónde están las papeletas?”.

Con constantes chanzas sobre las consecuencias que podría acarrear el acto, Jordi Sánchez, presidente de la Asamblea Nacional Catalana, ha alardeado que se estaba celebrando en Cataluña “el mitin ilegal más importante de la historia de este país”. El vicepresidente Oriol Junqueras ha exhibido el músculo del independentismo asegurando que son ya 47.000 os voluntarios dispuestos a colaborar y 750 alcaldes –entre ellos la de Barcelona- los que ya han mostrado su disposición a ceder los locales para votar. “Ahora nos queda ganar la República. Está en nuestras manos por justicia y dignidad”, ha dicho.

¿Alguien cree que no votaremos? Pero ¿Qué clase de país se creen que somos? ¿Qué tipo de gente se creen que somos?”", se ha preguntado el president

Recibido como un héroe, con la plaza puesta en pie, Puigdemont ha omitido cualquier referencia al Constitucional y ha reiterado su absoluta convicción de que los catalanes podrán votar. “Cualquiera que tenga un mínimo de sentido común y a 18 días del referéndum ¿Alguien cree que no votaremos? Pero ¿Qué clase de país se creen que somos? ¿Qué tipo de gente se creen que somos?”, se ha preguntado recitando los múltiples obstáculos que Junts pel Sí ha sorteado desde que logró aprobar los Presupuestos hasta la aprobación de la ley del referéndum y la firma del decreto de convocatoria. “Decían que tampoco íbamos a hacer este acto y con la gente que hay fuera podríamos haberlo hecho dos veces”. “Viviremos y deja y dejaremos vivir. El 1 de octubre quedará muy claro”.

La apertura de la campaña, que ha durado dos horas, se ha celebrado en un ambiente festivo. Con tres enormes banderolas colgadas en las gradas en las que se leía Hola Europa, Hola República y Hola nuevo país, el público ha celebrado la decisión de la alcaldesa Ada Colau de ceder los locales de la consulta y ha proferido constantes gritos de dimisión contra el alcalde socialista de Tarragona, el socialista Josep Fèlix Ballesteros, fiel a la legalidad constitucional. El mitin es el primero de los tres grandes actos que todos los partidos secesionistas tienen previsto celebrar en esta campaña que ha empezado hoy y concluirá el día 29. El president participará este viernes en el que se celebrará en el Teatro Principal de Badalona.

Un abrazo a los miles de insumisos que hay en la plaza", ha exclamado Quim Arrufat, de la CUP

La fiesta ha arrancado con un irónico diálogo entre Oriol Grau y Txe Arana, los dos actores que han conducido el mitin, en el que se han mofado sobre el hecho de que fuera ilegal. "¿Has presentado alguna vez un acto ilegal? ¡Yo espero que sea el último! ¿Cómo llevas que sea un acto clandestino?", se han preguntado. Las palabras Hola república y referéndum estaban escritas sobre el escenario por el que han desfilado todos los líderes de los partidos secesionistas (PDeCAT; ERC, Mes, Demòcrates) y de las entidades soberanistas (ANC, Òmnium y Asociación de Municipios por la Independencia). Marta Pascal, coordinadora del PDeCAT, que ha animado a cantar la canción revolucionaria La gallineta, de Lluis Llach, ha avisado a Rajoy: "Vamos a votar el 1-O".

Junqueras ha asegurado que 750 alcaldes están dispuestos a colaborar además de 47.000 funcionarios

Quim Arrufat (CUP) ha enviado un abrazo "a los miles de insumisos" de la plaza y ha abogado por aguantar unas semanas más: "Esta vez haremos que la estaca caiga del todo". Marta Rovira (ERC) ha recriminado a la oposición las trabas que puso en el debate del Parlament -"Hemos aprendido lo que es equidistancia, filibusterismo y reconsideración"- y Magda Casamitjana (MES) ha recordado que fueron ellos los primeros que se rebelaron. "Esto es el neofranquismo. Aznar dijo: 'Antes se romperán ellos que España'. Pues no: No nos hemos roto. Y aquí estamos", ha concluido Antoni Castellà, de Demòcrates.

Más información