Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat distingue entre los catalanes que ayudan a votar y los que lo impiden

"La historia nos ha convocado y es un gran honor", dice el consejero de la Presidencia

Jordi Turull, a la derecha, con Puigdemont y Junqueras.

A 20 días para que se celebre el referéndum de independencia del 1 de octubre, el Gobierno de la Generalitat sigue calentando los ánimos en favor de sus postulados y la secesión. Si el viernes fue el propio Puigdemont quien animó a los ciudadanos a encararse con los alcaldes que no cedan locales para celebrar la consulta, su consejero de la Presidencia, Jordi Turull, ha clasificado este domingo a los catalanes en dos grupos: los que ayudan a votar y los que lo impiden.

Turull, un independentista convencido y que antes de acceder al cargo era presidente del grupo parlamentario de Junts pel Sí, ya había recomendado a los catalanes que se impriman la papeleta en su casa a través de la web de la Generalitat y la lleven al colegio electoral el 1 de octubre.

El consejero realizó esa distinción entre catalanes durante un acto institucional celebrado en Lleida con motivo de la Diada. En sus palabras, el consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno catalán ha llamado a "honrar el pasado", pensar en el presente y el futuro de Cataluña y ha añadido: "Cada uno debe preguntarse: ¿Qué harás el 1 de octubre? ¿Ayudar a votar o ayudar a impedirlo?".

Turull estaba acompañado en el acto por el alcalde de Lleida, el socialista Àngel Ros (PSC), que no facilitará locales para la consulta. "La historia nos ha convocado y es un gran honor, pero también una enorme responsabilidad", ha dicho el consejero. "Haremos de todo y más y a la manera catalana, que es pacífica y democrática, para que el pueblo de Cataluña decida libre y democráticamente", ha añadido.

En su opinión, el 11 de septiembre se conmemora también "la actitud de la gente, a partir del día 12, de querer recuperar la plenitud nacional".  Turull considera que "muchas generaciones sabían que ellos no lo verían, pero fueron capaces de mantener el poso y la conciencia; lucharon porque sabían que un día llegaría una generación que estaría lista para recuperar la plenitud como nación".

"Y esta generación somos nosotros", ha añadido. "A nuestra generación le corresponde decidir si queremos esta plenitud y lo haremos a la manera catalana y como se hace el siglo XXI: votando", ha zanjado.

Acabado el acto institucional, Turull ha mostrado el apoyo al director del semanario El Vallenc, registrado el sábado por la Guardia Civil ante la posibilidad de que haya ayudado a la confección de material electoral para el 1 de octubre. "Episodios como el de ayer pensábamos que sólo los conoceríamos por los libros de historia", ha dicho. Del mismo modo, ha asegurado que la "actitud" de los ciudadanos de Valls (Tarragona), concentrados en las puertas del semanario durante el registro, es la que "se debe tener los próximos días para defender con alegría, convicción y de manera pacífica el derecho que tenemos los catalanes a votar".

Más información