Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plantilla de La Naval exige al Gobierno vasco que tome su control

Los trabajadores piden a los Ejecutivos y a la SEPI la creación de una mesa de negociación para dar estabilidad y futuro al astillero

Trabajadores de La Naval, en Sestao (Bizkaia), protestan por la situación del astillero.
Trabajadores de La Naval, en Sestao (Bizkaia), protestan por la situación del astillero. EFE

El comité de empresa de La Naval de Sestao (Bizkaia), que próximamente entrará en concurso de acreedores, ha exigido al Gobierno vasco que "tome el control" del astillero y ha pedido "responsabilidades" a los accionistas mayoritarios por la gestión de "los últimos 10 años", que, en su opinión, ha llevado a la compañía a la actual situación.

En rueda de prensa celebrada en el exterior del astillero, el presidente del comité de empresa, Pedro González, y el secretario de este órgano, Juanjo Llorden, han criticado duramente al Ejecutivo central, al que han acusado de ser responsable de este "fracaso industrial y empresarial" tras proceder a la privatización de la compañía en 2006.

Asimismo, han interpelado al Gobierno vasco porque, según han añadido, consintió la privatización pese a que se comprometió a poner en marcha "un plan industrial y a participar en la gestión de forma activa".

También han arremetido contra los accionistas mayoritarios, Ingeteam y Murueta, a cuyos responsables ha acusado de mantener "sin control" la empresa en la última década, y utilizar el astillero "como un medio para enriquecerse, pensando más en sus empresas vinculadas y endeudando La Naval hasta llevarla a la quiebra".

El presidente del comité ha recordado que Ingeteam y Murueta, aún siendo accionistas mayoritarios, "se borraron" y no acudieron a la ampliación de capital y, "de repente, ahora reaparecen y nos meten en este embolado".

El comité ha anunciado que llevará a cabo un encierro en La Naval desde las seis de la tarde del próximo miércoles, hasta el jueves a la misma hora, fecha en que prevén reunirse con los accionistas de la compañía para recibir "las explicaciones" necesarias y conocer la situación real de la compañía. "Esperamos que nos digan algo y qué piensan hacer para solucionar esta situación porque el tiempo corre".

En el comunicado, la plantilla exige la creación de una mesa de negociación compuesta por los Gobiernos español y vasco y el propio comité para "la búsqueda de una solución de estabilidad y futuro para La Naval.

Astilleros de vanguardia

Los portavoces sindicales han recordado al Gobierno vasco que cuando el astillero fue privatizado, "firmó con el comité de empresa de entonces una declaración conjunta donde se manifestaba que La Naval quedaría, con aquella privatización, condenada a un proceso de quiebra, liquidación y cese y que su continuidad pasaba por mantener el astillero en el grupo público".

Los trabajadores lamentan que "estamos ante el fin de un astillero con más de 100 años de historia que ha sabido renovarse. No somos, por tanto, un astillero obsoleto, sino de vanguardia", ha afirmado Juanjo Llorden.

El comité, que ha iniciado este lunes sus reuniones con todos los partidos políticos, está a la espera de recibir respuesta de la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, a la que han pedido un encuentro que creen que tendrá lugar después de la reunión con los actuales propietarios.

El PSE-EE ha afirmado que La Naval de Sestao "tiene futuro" y ha trasladado al comité de empresa la necesidad de que la búsqueda de un socio industrial para el astillero esté "vinculada a un plan industrial y económico serio" que "garantice" su viabilidad. Una representación de la Comisión Ejecutiva del PSE-EE, encabezada por la secretaria general de los socialistas, Idoia Mendia, se ha reunido esta mañana con el comité, según ha informado la formación en una nota. Este martes tienen previsto reunirse con una representación de EH Bildu, encabezada por Arnaldo Otegi, su secretario general.