Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlament posterga el choque con el Estado y lo aproxima a la Diada

El bloque independentista evita iniciar la tramitación de la ley del referéndum para sortear su bloqueo

Reunión de la Mesa del Parlament este miércoles. En vídeo, declaraciones de Forcadell.

La tramitación de la ley del referéndum tendrá que esperar. La mesa del Parlament, reunida esta mañana durante poco más de una hora, no ha modificado su orden del día y ha evitado iniciar el preceptivo trámite, pese a que Junts pel Sí y la CUP registraron la proposición de ley el pasado 31 de julio. De esta forma, el bloque independentista aplaza el choque institucional con el Estado y lo aproxima a la víspera de la Diada, el Onze de Setembre. Su intención es aprobar la ley en el pleno parlamentario del 6 y el 7 de septiembre.

Tras el encuentro, la presidenta de la Cámara, Carme Forcadell, ha señalado: "Estoy valorando ese hecho dada la complejidad de esta ley". También ha dicho que es a causa de la presión judicial contra las actuaciones del proceso catalán. "No hay que ser inocente; sabemos la judicialización que hay de la política”, ha afirmado. La no inclusión de la proposición de ley en el orden del día ha concretado los primeros 25 minutos de la reunión de la mesa, en la que los partidos de la oposición representados (Ciudadanos y PSC) han lamentado que no se haya incluido, cuando es habitual hacerlo en la primera reunión que se celebra tras el registro del texto.

La decisión de no tramitar la proposición de ley deja abiertas todas las puertas sobre el mecanismo a utilizar para blindar la consulta con la "legalidad catalana" prevista por el Gobierno de Carles Puigdemont. Antes del primer pleno del curso político la mesa de la Cámara se tiene que reunir en dos ocasiones, por lo que aún cabe la posibilidad de tramitar la norma. Tampoco está descartado que el Ejecutivo catalán asuma la responsabilidad y tramite por su cuenta el articulado, a través de una propuesta de ley o, incluso, a través de un decreto.

El TSJC notifica a Forcadell la suspensión de la reforma ‘expres’

Dos funcionarias, al entregar la notificación a Forcadell.
Dos funcionarias, al entregar la notificación a Forcadell.

Funcionarios del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña han entregado esta mañana a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los demás miembros de la Mesa de la Cámara, la suspensión cautelar acordada por el Tribunal Constitucional de la reforma del reglamento de la cámara, aprobada por Junts pel Sí y la CUP el 27 de julio para agilizar los trámites del referéndum del 1-O.

El trámite ha coincidido con el arranque del nuevo período de sesiones tras el paréntesis estival. El Tribunal Constitucional admitió el pasado 31 de julio el recurso presentado por el Gobierno contra el artículo de la reforma de la Cámara catalana que contempla la aprobación exprés de las leyes de desconexión. Los miembros de la Mesa quedan así advertidos contra la tramitación de las proposiciones de ley independentistas por el procedimiento de lectura única.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha señalado que espera que reciban la notificación el resto de parlamentos autonómicos y el propio del Congreso, donde está permitida la tramitación en lectura única que prevé el artículo suspendido. Si no es así, ha dicho, se demostrará que hay "parlamentos de primera y de segunda" y que se juzga "por las intenciones y no por los hechos".

El objetivo es ganar tiempo y blindarse ante una posible suspensión de la norma y la amenaza de inhabilitaciones a los responsables de su tramitación. El Gobierno del PP ha asegurado que llevará al Constitucional la ley en cuanto se inicie su tramitación, por lo que no descartaba incluso recurrirla hoy mismo, aprovechando que se reunía el Consejo de Ministros para aprobar el laudo que tiene que solventar los problemas en los controles de seguridad del aeropuerto de El Prat, generados por la huelga de los empleados de la empresa concesionaria Eulen.

En un momento en el que el apoyo al independentismo obtiene su peor resultado desde diciembre de 2014 (un 41,1%; frente al 49,4% que se opone, según la última encuesta del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat), el Gobierno catalán hará una nueva llamada a la movilización masiva y permanente en apoyo a sus planes para convocar el referéndum. La primera prueba de esa apoyo podría ser el 11 de septiembre, que ha concentrado en los últimos seis años manifestaciones masivas en apoyo al independentismo. 

De ahí que no se descarte que en el pleno del 6 de septiembre se pueda modificar el orden del día sobre la marcha, aprovechando el artículo 81.3 del reglamento del Parlament. La posterior suspensión de la norma podría utilizarse como una llamada a la movilización que, de ser exitosa,  daría argumentos al Gobierno catalán para mantener la desobediencia, pese a las amenazas de inhabilitación.

El portavoz de Ciudadanos, Fernando de Páramo, consideró una "salvajada" que la mesa no haya incluido en el orden del día la tramitación de la proposición de ley, ya que supone convertir lo que es habitual en una "valoración política". Y ha culpado de ello a la presidenta del Parlament, al ser la responsable de elaborar el orden del día. Por ello, ha dicho: "Forcadell no es la presidenta del Parlament, sino que sigue siendo la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana".

El presidente del grupo socialista, Miquel Iceta, ha lamentado también que no se haya tramitado la ley y ha insinuado que temen que la mayoría independentista esté bloqueando la posibilidad con el "intento deliberado de escapar al control democrático" y no se pueda elaborar un dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias. Esa redacción, no vinculante pero que tendría un mes de plazo, podría complicar la posibilidad de aprobar a tiempo la ley del referéndum. Por si acaso, el PSC ha presentado esta misma mañana ante los periodistas el escrito que entregaría al Parlament para pedir ese dictamen, si es que es posible.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >