Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP dice que el Govern ya dispone de censo y urnas para el referéndum

La diputada Mireia Vehí dice que no puede "decir de dónde han salido"

Las diputadas de la CUP, Anna Gabriel (i), y Mireia Vehí.
Las diputadas de la CUP, Anna Gabriel (i), y Mireia Vehí. EFE

Mireia Vehí, diputada de la CUP, aseguró ayer que el Govern les ha trasladado que disponen de las urnas y del censo para celebrar el referéndum de independencia el 1 de octubre. Su compañero de grupo parlamentario, Benet Salellas, también se expresó hace semanas en ese sentido. La locuacidad de los anticapitalistas, que van desgranando datos, contrasta con el silencio del Ejecutivo catalán. Vehí pidió que se tramite cuanto antesla ley del referéndum.

Vehí certificó que el Ejecutivo dispone de censo y urnas. “Es lo que a nosotros nos han comentado. Por lo tanto, desde la lógica de confianza, lo creemos”, dijo. La diputada justificó que no pueden detallar de dónde sale el listado y la infraestructura para “no enseñar las cartas al Estado”. “Es una estrategia de astucia de mínimos”, remachó en una entrevista a Rac1, matizando que dentro de poco se abrirá una página en Internet para que se inscriban funcionarios voluntarios para hacer el recuento de votos. “La gente que no lo sea no podrá hacerlo”.

La fecha de la tramitación de la ley del referéndum es una incógnita. Carme Forcadell, presidenta del Parlament, decidió el viernes excluir del orden del día de la Mesa de la Cámara, que se reúne el día 16, la admisión a trámite del debate de esa norma.

La omisión dejó perpleja a la oposición porque el Parlament precisamente ha adelantado su actividad dos semanas teóricamente para afrontar ese debate. Fuentes de Junts pel Sí no dan al retraso mayor trascendencia. Todo apunta a que obedece a razones tácticas y que abren diferentes escenarios: que la Mesa, a petición de uno o dos grupos, admita la ley a trámite el mismo día del pleno aceptando incorporar un punto en el orden del día como se hizo cuando el Parlament instó al Ejecutivo a cambiar su posición y personarse en el caso Palau. Ese artículo del reglamento no está suspendido.

El Gobierno de Rajoy ya había avanzado que recurrirá nuevamente al Tribunal Constitucional en cuanto la Mesa del Parlament —cinco de sus siete miembros están imputados— tramite el texto. Esa impugnación se aplicaría en virtud de lo que ya sentenció el tribunal en febrero al sostener que son ilegales los actos preparatorios del referéndum advirtiendo de las posibles repercusiones legales. El Constitucional prevé el miércoles reunirse para abordar el recurso de súplica del Govern contra la suspensión del reglamento que podría facilitar la aprobación por la vía rápida de las leyes de desconexión.

“Cuanto antes se acepte el trámite, mejor”, dijo Vehí. Eulàlia Reguant, también diputada de la CUP, ya deslizó esta semana la probabilidad de que la norma se registre a final de mes y que se apruebe a primeros de septiembre. La previsión es que el Parlament le dé luz verde la semana previa a la Diada del 11 de septiembre. La CUP querría celebrar la jornada con el texto ya aprobado. Vehí no duda de que la ley será inmediatamente impugnada y que el Parlament deberá “aguantar el embate". “Si lo disuelven, los diputados de la CUP no se irán del Parlament”; dijo. “Que nos venga a sacar la Guardia Civil”.

Más información