Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Mesa del Parlament excluye la ley del referéndum del orden del día

Forcadell no ha introducido en los temas a tratar en la sesión del día 16 de agosto la norma de la consulta

Carme Forcadell, presidiendo el Parlament.
Carme Forcadell, presidiendo el Parlament.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell aprobó ayer el orden del día de la reunión de la Mesa de la Cámara, prevista para el día 16, que no incluye, de momento, la ley del referéndum que pretende amparar la consulta del 1 de octubre. Junts pel Sí y la CUP registraron esa norma el pasado día 31 y todo apuntaba a que sería admitida a trámite el miércoles. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya anunció que impugnaría la ley ante el Tribunal Constitucional si la Mesa daba el paso y sin aguardar, por tanto, a que sea elevada al Hemiciclo.

Los miembros de la Mesa recibieron ayer el orden del día de la sesión del miércoles sin contemplar la proposición de ley, que suscribieron 67 diputados, todos los de la mayoría parlamentaria salvo los cuatro que integran el órgano rector de la institución. La exclusión puede obedecer a varios supuestos: que el miércoles el asunto se incorpore sobre la marcha en la reunión; que se aplace la tramitación a una sesión posterior —quedarían tres antes del próximo Pleno— o que el Ejecutivo catalán quiera impulsar un proyecto de ley. Fuentes próximas a Junts pel Sí relativizaron la exclusión diciendo que “sencillamente” no se había incluido en el orden del día, sin aportar más detalles.

Lluís Maria Corominas, presidente de Junts pel Sí, ya matizó, el mismo día en que se registró la norma, que aún no estaba claro a través de que procedimiento se impulsaría. Fuentes de grupos parlamentarios no secesionistas aseguran que cuando una proposición o resolución entra en el registro oficial habitualmente se les da salida y no se dejan a la espera. El president Carles Puigdemont reiteró ayer que el referéndum que pretende convocar es “plenamente legal y plenamente legítimo” y que no pierde validez aunque no haya podido pactarlo con el Estado.

El diputado socialista David Pérez, miembro de la Mesa, expresó ayer su “perplejidad” ante la exclusión y avanzó que preguntarán a Forcadell los motivos de una “incomprensible decisión”. El orden de día contempla la aprobación de las últimas actas, la admisión a trámite del proyecto de ley de la Agencia Catalana de Medicamentos y dos peticiones de solicitud del dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias sobre el proyecto de ley del procedimiento de votación electrónica para catalanes que viven en el extranjero y sobre la proposición de ley de la creación de la Agencia Catalana de Protección Social.

La última reforma del reglamento de la Cámara, suspendida en parte por el Tribunal Constitucional, permite que el segundo periodo de sesiones arranque el día 16 de agosto en lugar del 1 de septiembre. Como consecuencia de ello, los diputados se han visto obligados a acortar sus vacaciones parlamentarias. El artículo 77.1 establece ya el cambio en el calendario. El primer pleno de Parlament está previsto para los próximos 6 y 7 de septiembre.

La hipótesis es que la ley del referéndum se debata y se apruebe en esa sesión gracias a la mayoría independentista. Eulàlia Reguant, diputada de la CUP, avisó ayer de que pese a que el Constitucional suspendió el artículo para aprobar proposiciones de ley por lectura única, todavía sigue vigente el que permite que dos grupos parlamentarios pidan incluir sobre la marcha un punto en el orden del día. “Ese mecanismo ya lo hemos utilizado en otras ocasiones”, afirmó en una entrevista en Vilaweb. Fue de esa forma como el pleno, sobre la marcha, instó a la Generalitat a cambiar su voto en el Consorcio para ejercer la acusación en el caso Palau si bien la propuesta prosperó por unanimidad en el Hemiciclo. Anna Gabriel, diputada de la CUP, sostuvo que la nueva ley debería estar ya en vigor en la Diada del 11 de septiembre.