Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una pareja de Girona convive con un león

El animal pesa 250 kilos y reside sin el permiso de la Generalitat

La pareja de la Garrotxa y el león.

Una pareja de Jaume de Llierca (Garrotxa) convive con un león de más de 250 kilos y no tiene el permiso requerido por parte de la Generalitat, según ha informado hoy a Efe el alcalde del municipio, Jordi Cargol.

Aunque desde el primer momento los propietarios acudieron al Ayuntamiento para solicitar el permiso necesario para tener el león, Cargol ha asegurado que aún no disponen del mismo y que en estos momentos es el Departamento de Territorio de la Generalitat quien se encarga de su tramitación. Por el momento, los Agentes Rurales son los encargados de controlar, desde el pasado mes de marzo, al león, que tal como ha detallado el alcalde se encuentra en perfectas condiciones y no representa un peligro para los ciudadanos.

El domicilio, situado a las afueras del municipio, es una masía que antiguamente había sido utilizada como perrera y que ahora los nuevos propietarios quieren habilitar para que sea un núcleo zoológico privado para animales exóticos. "Aunque parezca extraño, la ley permite tener un león en casa", ha confesado Cargol, que ha señalado que en todo momento desde el Ayuntamiento se han preocupado por el tema y se han asegurado de que el animal se encuentre totalmente protegido y en buenas condiciones. El alcalde ha explicado que el león vive con la pareja desde que tenía unos tres meses, cuando lo adoptaron de un circo, con lo que ha asegurado que "hace vida sobre todo en un patio privado junto a la finca, que se encuentra totalmente protegido con una valla de seguridad".

Para los habitantes del pueblo, que saben desde hace tiempo que cerca del municipio hay una finca con un león, en alguna ocasión, han "manifestado preocupación acerca del tema", según el alcalde. "La Generalitat es quien tiene competencia sobre este asunto ya que en el Ayuntamiento no tenemos ninguna ordenanza que regule este tipo animales", ha subrayado el edil, que confía en no tener ningún problema con el felino en un futuro.

Más información