Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HOMOFOBIA

Un grupo de hombres ataca a varios gais en Ventas

La asociación Arcópoli ha denunciado esta agresión homófoba múltiple ocurrida, el pasado 30 de julio, en los alrededores de la Plaza de Toros

Una pareja se coge la mano con la bandera multicolor.
Una pareja se coge la mano con la bandera multicolor.

Noche de verano en Madrid. Varios chicos aprovechan el respiro que da el calor de madrugada para pasear por los alrededores de la Plaza de Toros, por la zona del parque de Breogán. Se miran unos a otros. Es una zona de cruising, donde hombres homosexuales buscan encuentros para practicar sexo casual entre desconocidos. De repente, aparece un grupo de unos 14 hombres de entre 30 y 40 años. Dos de ellos se acercan a J.J., de 46 años: “¿Eres maricón?”, le preguntan. Asustado y presa del miedo, J.J. niega su condición sexual. “Si te volvemos a ver por el parque, te cortamos el cuello”, le dicen alejándose de él y dirigiendo su ira hacia el resto de chicos que estaban en la zona insultándoles, empujándoles y golpeándoles. “A un chico le patearon. A otro le dieron un puñetazo y le tiraron al suelo”, cuentan JJ., que acudió a la zona con su colega F.J, de 53 año y que explicaron su caso a la asociación Arcópoli. Aunque hubo varias agresiones, según los testigos, finalmente, solo se ha interpuesto una denuncia.

“Maricón, enfermo, sidoso”. Después de ese primer ataque, ocurrido el pasado 30 de julio, los agresores volvieron hacia J.J y F.J. Les insultaron y empujaron hasta sacarle del parque: “Hasta aquí maricón, a partir de aquí esto es zona cero. No queremos que entren maricones ni sidosos”, le dijeron en la carretera contigua a la zona verde. Ante la escalada de violencia, uno de los hombres llamó a la Policía Municipal. Cuando llegaron, los agresores continuaron llamándole maricón y le amenazaron de muerte. Posteriormente, ambas víctimas acudieron al Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia, donde les acompañaron a poner una denuncia ante la Policía Nacional por un delito de odio. La denuncia ha sido remitida a la Fiscalía de Delitos de Odio, así como a la Unidad de Gestión de la Diversidad de la Policía Municipal.

“La LGTBfobia no desciende y cuanto menos nos ocultamos, más se despierta la intolerancia de algunas personas y por nos agreden”, cuenta Yago Blando, coordinador del Observatorio contra la LGTBfobia. Desde esta institución tienen registrados, en lo que va de año, 191 incidentes de odio o discriminatorios ocurridos en la Comunidad de Madrid. “Este tipo de incidentes no están disminuyendo sino que, como hemos visto estos días, con la proliferación de nuestra visibilidad, también se suman pintadas amenazadoras que constituyen un delito de discurso de odio y refuerza las acciones de los agresores”, añaden desde el Observatorio.

Por su parte, las víctimas remarcan que en las zonas de cruising ocurren agresiones que quedan silenciadas porque, generalmente, nadie quiere denunciar. En esta ocasión, según los testigos, el chico más perjudicado físicamente por la agresión se negó a denunciar. “El cruising no es delito en España y no hay ninguna justificación para este tipo de agresiones o caza de personas por su orientación sexual como la ocurrida en la zona de cruising del parque de Ventas”, dice Rubén López, vocal de delitos de odio de la asociación Arcópoli.

Homofobia en la Red

La LGTBfobia también se vive en redes sociales. Así lo denunció Arcópoli el pasado julio tras revisar más de 800 comentarios en la Red relacionados con los semáforos inclusivos instalados por el Ayuntamiento de Madrid (Ahora Madrid).

En las nuevas luces —288 colocadas en 72 cruces de la capital— aparecen figuras femeninas y parejas tanto heterosexuales como homosexuales, con la imagen de dos hombres o dos mujeres de la mano. De los comentarios realizados, 203 pueden incurrir en delito de homofobia por amenazas o insultos. “Maricón es la palabra más utilizada como injuria hacia el colectivo”, cuentan desde Arcópoli.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram