Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena cierra el gran proyecto urbanístico del norte de Madrid

Las instituciones implicadas en la Operación Chamartín, Ayuntamiento, Ministerio de Fomento y Distrito Castellana Norte, alcanzan un acuerdo después de 24 años

Carmena e Iñigo de la Serna, tras la presentación del proyecto.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha presentado este jueves el acuerdo definitivo para el desarrollo de la zona norte de Madrid. Lo ha hecho de la mano del ministro de Fomento Íñigo de la Serna y del presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), Antonio Béjar, operadores involucrados en la operación. El proyecto, que se llamará "Madrid, nuevo norte", tendrá que pasar por el pleno municipal de Madrid presumiblemente a finales de este año; las obras comenzarán en 2019, según la hoja de ruta municipal.

El proyecto prevé la edificación de un nuevo barrio de servicios y zonas residenciales con 11.000 nuevas viviendas, un 37% protegidas. Carmena rechazó el anterior planteamiento, que preveía 16.000 nuevos pisos. La estación de Chamartín se remodelará y se creará un eje verde que conecte los dos polos de la zona. La gestión de la operación será municipal y el Ayuntamiento asumirá el coste de las obras en los nudos norte.

La estación incorporará diez nuevas vías, hasta sumar un total de 31, según ha anunciado el subdirector de Urbanismo de Adif, Julio Cíntora. De estas, 18 estarán dedicadas a las líneas de Alta Velocidad, en lugar de las seis actuales, y 13 a Cercanías. "El acuerdo ha sido duro", ha afirmado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y ha señalado que este proyecto supone un "salto cualitativo espectacular" y que es el "máximo exponente de integración del ferrocarril en el plano urbano".

La edificabilidad se reducirá, excluyendo el ámbito de la estación, un 20% con respecto al plan anterior. La estación de Chamartín se convertirá en el eje del proyecto y corazón del nuevo barrio financiero. La futura city capitalina quiere atraer a las grandes empresas globales, gracias a oficinas más modernas. La movilidad sostenible (peatones y ciclistas) prevalecerá sobre los coches.

Un desarrollo "equilibrado"

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha subrayado la importancia que tendrá la estación de trenes en el desarrollo del norte. "Espero que sea única y que el centro de negocio sea una referencia de Madrid en el mundo", ha agregado la regidora, quien también ha hablado de un desarrollo "equilibrado". "Se trata de un proyecto estratégico que generará muchísima actividad económica y nuevos puestos de trabajo", ha agregado el ministro De la Serna.

La gestión pública del proyecto permitirá al Consistorio decidir tiempos y prioridades de actuación. Se trata de una novedad importante con respecto al anterior plan avalado por Ana Botella (PP). Este punto fue defendido por Manuela Carmena y adelantado por EL PAÍS, aunque en las últimas semanas el concejal de urbanismo, José Manuel Calvo (Podemos) negó en las redes sociales la existencia de negociaciones y acuerdos en este sentido. Este jueves la regidora se limitó a comentar que todo tipo de actuaciones se tomarán de manera "transparente".

El impacto social y económico de esta obra es notable. La prolongación de la Castellana se hará a través de inversiones públicas y privadas por más de 6.000 millones de euros. Se crearán unos 200.000 nuevos puestos de trabajo en toda la región, según estimaciones de DCN. El atractivo de la capital mejorará y será posible ofrecer a las grandes firmas internacionales oficinas más modernas.

Antonio Béjar, presidente de DCN (sociedad formada por el banco BBVA y la constructora San José), ha destacado que el desarrollo del norte de Madrid atraerá muchas inversiones: "Estamos en el comienzo", ha contado y ha subrayado la "importancia de este primer paso" para desbloquear un desarrollo que lleva más de dos décadas bloqueado. A su vez, el subdirector general de Actuaciones y Proyectos Urbanos del Ayuntamiento de Madrid, Fernando Otero, ha explicado que antes de enero de 2018 se dispondrá, previsiblemente, del documento de modificación del PGOU para, a finales de ese año, poder acometer la aprobación definitiva del plan.

Más información