Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont: “Solo los fanáticos defienden que esto es un Estado de derecho”

Junqueras ironiza sobre la investigación del Tribunal de Cuentas y pide que nadie se deje "atemorizar" por las amenazas del Estado

El vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras y diputada Irene Rigau durante el acto promovido por la ANC.
El vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras y diputada Irene Rigau durante el acto promovido por la ANC. EFE

El independentismo se volcó ayer en utilizar el contenido del documental Las cloacas de Interior, emitido por TV3, como un argumento más para defender la secesión de Cataluña. El propio president Carles Puigdemont afirmó en las redes sociales: “Abandonad toda esperanza de regeneración. Solo los fanáticos defienden que esto es un Estado de derecho y una democracia seria”. El socialista Miquel Iceta recibió un alud de críticas por admitir que no lo había visto.

Varios consejeros alentaron a través de las redes sociales a los ciudadanos a ver el documental, producido por Mediapro y emitido en el espacio Sense Ficció, sobre las supuestas maniobras irregulares de un grupo de altos mandos Interior que habrían actuado fuera de la ley. El vicepresidente Oriol Junqueras lo recomendó y el consejero de Exteriores, Raül Romeva, afirmó: “Esta noche se entenderá mejor porque estamos donde estamos y porque la única respuesta son las urnas”. Tras la emisión, incluso la exconsejera de Presidencia, Neus Munté, revelado tras la última reestructuración de Puigdemont, remachó: “El 30% de cuota de pantalla y verdades como puños. Cloacas y guerra sucia. Armas de Estado”. La vicepresidenta de la CCMA, Núria Llorach, afirmó el viernes en el Parlament que el coste de la emisión para TV3 ha sido de 50.000 euros.

No nos tenemos que dejar amenazar. Solo movilizarnos y poner papeletas en las urnas, que seguro que las habrá", ha dicho Junqueras

La esencia del reportaje impregnó el acto organizado por la Asamblea Nacional Catalana en el recoleto Teatre de Sarrià para explicar la ley del referéndum. Ante más de 200 personas y tras una pantalla en la que se leía Garantías por la democracia con la etiqueta “com sempre”, Junqueras y la exconsejera Irene Rigau aseguraron a los asistentes que el referéndum del se desarrollará con normalidad y naturalidad frente a un Estado, expusieron, que “amenaza y coacciona”.

Junqueras, de hecho, avisó de que es el Gobierno de Rajoy el que se salta la ley -"No duda en usar las cloacas"- y aludió al reportaje como cuando el exjefe de la Oficina Antifraude, Daniel de Alfonso, se jacta, en conversación con el ministro del Interior, de “haber reventado el sistema sanitario”. “Eso es lo excepcional. O como cuando el ministro le pide que se invente pruebas”, dijo Junqueras.

El vicepresidente bromeó afirmando que los cinco millones que costó del 9N se pueden costear poniendo cuatro euros cada persona que votó

El acto coincidió con otros 39 que se celebraron por toda Cataluña y en el que participaron los 61 diputados de Junts pel Sí.. No dieron muchos detalles del 1-0. Rigau, eso sí, afirmó que cada ciudadano recibirá su tarjeta censal y el colegio donde votar. “Está todo diseñado”, dijo asegurando que la Generalitat buscará colegios alternativos en los municipios cuyos alcaldes se nieguen a ceder locales. Apenas hubo tiempo para las preguntas y el consejo que quien quiera participar que esté atento a la web cuando se abra la bolsa para formar a los futuros agentes electorales.

Junqueras lamentó la amenaza del Tribunal de Cuentas de pedir a los condenados por el 9N que paguen los cinco millones que costó esa consulta y se preguntó si ese es el precio de la democracia y del derecho al voto. “Cuando nos amenazan de que intervendrán nuestro patrimonio, a aquéllos que solo tenemos nuestra casa. ¿Qué nos están diciendo? ¿Qué vendrán y nos desahuciarán por una razón política?", se ha preguntado el vicepresidente. "¿Es ese el precio de la democracia y de la dignidad?". Causando hilaridad, calculó que para pagarlo tocarían a entre dos y cuatro euros a cada uno de los más de dos millones de personas que votaron entonces. “No nos tenemos que dejar intimidar, amenazar o despreciar. Lo que tiene que haber es una movilización y poner una papeleta en una urna. Y las habrá”. Jordi Sánchez, líder de la ANC, invitó a la Guardia Civil a acudir a los 50 actos celebrados ayer: “No podrán extorsionar a nuestros políticos. Estamos comprometidos con ellos hasta el último céntimo. No podrán acojonarnos”.