Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad da luz verde a los dos primeros colegios públicos trilingües

El proyecto piloto incorpora en sendos centros clases de alemán o francés a partir del próximo curso

El próximo curso (2017-2018) dos colegios de la región iniciarán el proyecto piloto de enseñanza de una tercera lengua (alemán o francés), a partir de 5º de Primaria, estudios que se sumará al obligatorio inglés. La Consejería de Educación quiere que los alumnos alcancen en Primaria el grado A1 (básico) de conocimiento del tercer idioma. En la actualidad, solo se pueden cursar sendas lenguas cuando se llega al instituto. De hecho, existen 19 habilitados: 15 de francés y 4 de alemán. Los docentes asignados al proyecto deberán estar habilitados con el certificado C1 (avanzado), y contarán con auxiliares nativos.

El colegio público Ignacio Zuloaga, situado en la calle de Alejandro Rodríguez, en Madrid, propuso hace tiempo a la Consejería de Educación la posibilidad de incluir el aprendizaje del alemán en su currículo. “Es un idioma de un peso específico importante en la Unión Europea, que no se ve reflejado en nuestras aulas”, explica convencido el director del centro, Juan Cebrián.

Pero chocaron con problemas de horarios de la LOMCE, de tal forma que no conseguían el permiso de la Comunidad de Madrid. “Hasta que recibimos la llamada de la Dirección General de Innovación con la misma idea”, explica Cebrián.

La Consejería de Educación ha elegido su colegio para el proyecto piloto debido al interés que habían demostrado, y porque ya cuentan con dos profesores que pueden hacerse cargo de las clases: una licenciada en filología alemana y un profesor de padres alemanes. Ambos están recibiendo un curso de perfeccionamiento.

El otro colegio seleccionado por el Gobierno regional para poner en marcha el plan es El Peralejo, en Alpedrete. A pesar de no contar con la calificación de centro bilingüe, en sus aulas se imparte inglés desde los tres años (entre cuatro y cuatro horas y media dependiendo del curso) y también francés a partir de 4º de Primaria.

“Teníamos la experiencia, pero nos faltaba el respaldo de la Comunidad, que ahora nos ha prometido un profesor nativo y un auxiliar de conversación, lo que dará estabilidad a la enseñanza del francés”, explica Carlos Moreno, director del centro.

Ambos colegios se han convertido así en los pioneros de la actuación, que nace con el propósito de expandirse a otros colegios. En la actualidad, la enseñanza de francés y alemán se circunscribe al instituto. Existen 15 centros donde se imparte francés, en los que hay matriculados 4.360 alumnos, y 4 con sección lingüística de alemán y 1.227 estudiantes.

“No es el bilingüismo que pretendemos conseguir con el inglés, que seguirá siendo la primera lengua extranjera”, advierte un portavoz de la Consejería. Se trata de que los chavales de Educación Primaria alcancen un grado de conocimiento del idioma elegido “de aproximación al nivel A-1 del Marco Común Europeo para las lenguas”.

Los alumnos tendrán como mínimo una hora semanal de clase. En El Peralejo tienen previsto una hora y media semanal (dos sesiones) y en el Ignacio Zuloaga, dos horas. Ambos colegios cuentan con institutos de Secundaria asignados en los que sus alumnos podrán profundizar en ambos idiomas.

¿De dónde se sacarán? “Pensamos coger tiempo de Lengua y de Matemáticas y también hablaremos con las familias para recomendar si nos parece adecuado o no que sus hijos estudien otro idioma más”, comenta Cebrián. Porque, quizá, “incorporar el alemán a chavales con desfase en las clases está de más”.

Cebrián apunta, además, que los institutos de Secundaria saldrán beneficiados, porque la emisión de certificados oficiales precisa un determinado número de horas de clase, y ahora se ven muy forzados porque los alumnos llegan sin saber nada del idioma o muy poco.

Ambos centros contarán con el apoyo de un auxiliar de conversación nativo que contribuirá, además de al aprendizaje de la lengua extranjera, a dar a conocer la cultura del país y sus tradiciones. En cuanto al profesorado del centro encargado de impartir la asignatura, deberá estar habilitado con el certificado C1. “El objetivo es que el aprendizaje se contextualice, es decir, que se empleen dramatizaciones sobre situaciones usuales en la vida cotidiana del alumno, utilizando vocabulario básico y las formas verbales esenciales”, explica un portavoz de la Consejería de Educación.

El proyecto cuenta, además, con el apoyo de las embajadas francesa y alemana. Sus representantes han visitado ambos centros y están proporcionando formación a los profesores asignados en el Instituto francés y en el Goethe Institut. La Consejería de Educación ha firmado, además, convenios de colaboración con las Academias de París y de Versalles para el desarrollo de programas de cooperación durante el próximo curso escolar.

 

El 45% de los centros son ya bilingües

El programa de enseñanza bilingüe arrancó en Madrid en el curso 2004-2005 con un total de 26 colegios públicos. La Comunidad destinaba entonces cuatro millones de euros al programa, que ahora han subido a 37. Actualmente, existen 360 colegios y 134 institutos públicos con esa calificación; el 45% de los centros públicos de la región, según datos de la Consejería de Educación. Por esos colegios han pasado 250.000 alumnos. Además de los profesores asignados (3.600 maestros y 2.000 profesores de instituto), los centros cuentan con 2.300 auxiliares de conversación nativos como complemento. Durante el curso pasado (2016/2017), la iniciativa se ha extendido a la Formación Profesional. Además, en la propuesta de acuerdo educativo, el Gobierno regional ha incluido la extensión del bilingüismo al segundo ciclo de Educación Infantil (3-6 años).

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram