Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Instituto Valenciano de Oncología estudia hasta última hora los requisitos de Sanidad

Este lunes acaba el plazo de presentación de proyectos para concertar con la Administración la atención a los pacientes con cáncer

Una célula cancerosa.
Una célula cancerosa.

A menos de 24 horas para que se cierre el plazo de presentación de proyectos al concierto público de la asistencia oncológica, el organismo que ha estado atendiendo a los pacientes con cáncer en la Comunidad Valenciana durante 40 años, el Instituto Valenciano de Oncología (IVO), sigue analizando los términos de las bases reguladoras. Los servicios jurídicos del centro han revisado el documento y para los responsables existen “dudas” que no han sido resueltas. Hace dos semanas se solicitó formalmente a la Consejería de Sanidad una respuesta “pero no han contestado”, señalan fuentes de la fundación privada sin ánimo de lucro.

La importante decisión de presentarse a este concurso público coincide con la incorporación el pasado 3 de julio del nuevo director general del IVO, Manuel Llombart, exconsejero de Sanidad durante la última etapa del PP. Su llegada fue comunicada, tal y como establece el protocolo, a la Consejería, y se solicitó una reunión para tratar los temas comunes, entre ellos el del concierto, “pero aún no ha tenido lugar”. Conseguir el concierto con la sanidad pública reportaría al IVO unos 162 millones de euros en los próximos tres años, prorrogables a 10.

Desde el pasado enero, fecha en que finalizó el concierto entre el IVO y la Sanidad pública, el organismo sanitario ha garantizado la atención a sus pacientes oncológicos a pesar de no tener una vinculación contractual definida con la Administración. Más del 90 % de casos proceden de la sanidad pública, una vez ejercido el derecho de libre elección de centro. En aquel momento, la Consejería de Sanidad, alegó que el contrato finalizaba como consecuencia de la aplicación de una normativa europea que obliga a realizar un concurso, con una tramitación diferente.

El pliego de condiciones fue publicado el pasado 12 de junio en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV). La libre elección de centro es uno de los puntos que se modifican en el pliego de condiciones del nuevo concierto público. El concierto establece que los pacientes requerirán siempre de la remisión previa, debidamente documentada, desde los departamentos de salud. La documentación incluirá una derivación expresa, previa prescripción de los facultativos especialistas relacionados con la atención oncológica y validada por la dirección del departamento correspondiente.

El acuerdo incluye la asistencia integral de los pacientes con problemas oncológicos que residen y forman parte de la población protegida de los departamentos de salud de la Comunidad Valenciana, con cobertura sanitaria pública. La cartera de servicios que se exige incluye el conjunto de técnicas, tecnologías y procedimientos para la prestación desde el diagnóstico hasta el final del tratamiento.

El IVO atendió 4.994 pacientes nuevos en 2015 y siguió los tratamientos y revisiones de otros 31.788 enfermos. Un alto porcentaje de los pacientes atendidos procede de la sanidad pública valenciana. Es un referente en el tratamiento de los procesos oncológicos. Cuando se inauguró en 1976 fue uno de los primeros centros monográficos de cáncer en España y el único centro de asistencia integral de la enfermedad en el país.

Más información