Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lluvia de críticas a los comunes por su ambigüedad con el referéndum

El independentismo, pero también PP y Ciudadanos, censuran a Catalunya en Comú por el 1-O

Gabriel Rufián, el pasado 4 de julio en el Parlament. Vídeo: Xavier Domènech explica la posición de En Comú Podem, tras la reunión de la Coordinadora Nacional de Catalunya en Comú, celebrada este sábado.

La posición de ambigüedad con el referéndum que aprobó el sábado la dirección de Catalunya en Comú generó este domingo una lluvia de críticas del independentismo. Uno de los más contundentes fue el diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián. “No esperamos nada de la cúpula de los comunes y no porque le tengamos manía, sino porque tenemos memoria. Aunque ICV se vista de 15-M, Iniciativa se queda”, declaró en RAC-1.

“No lo dicen de forma clara que su proyecto es el español. Al final hacen ver que no entienden nada, cuando evidentemente lo entienden todo”. En la misma emisora, el diputado de Junts pel Sí Lluís Llach dijo sentirse “decepcionado” porque “una fuerza como ellos ha de tener un papel de intervención, no puede quedarse al margen”.

“Sillas o calle, escoged”, escribió en Twitter la diputada de la CUP Mireia Boya para censurar a Catalunya en Comú, que apoyará el 1-O por considerarlo una movilización, pero no lo reconoce como referéndum vinculante.

“¿Dónde está el compromiso con la democracia de los que habéis llegado al poder gracias a la bandera de que todo se podía si la ciudadanía lo quería?”, se preguntó Jordi Sánchez, presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC). “Decepción mayúscula, pero confianza en que en la defensa de la democracia no faltará nadie”, dijo Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural.

Desde el otro lado del arco político, el presidente del PP catalán, Xavier García Albiol, utilizó un símil recurrente para criticar a los comunes. “Al igual que en la vida [una mujer] no puede estar embarazada a medias, en el referéndum o se está a favor o en contra no a medias”, dijo. Ciudadanos, por boca de su diputado Jorge Soler, entendió el posicionamiento de Catalunya en Comú como “un ejercicio de equilibrismo absurdo que no lleva a ninguna parte”. Miquel Iceta, primer secretario del PSC, fue más comedido y acu só a los independentistas de “crear problemas en otros partidos “con el referéndum”.