Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El aprendizaje-servicio revoluciona las universidades madrileñas

Carmena ha firmado un convenio con ocho facultades para acercar a la sociedad y los estudiantes

Carmena con los rectores de las universidades públicas madrileñas
Carmena con los rectores de las universidades públicas madrileñas

Los proyectos de aprendizaje-servicio llegan por primera vez a ocho universidades públicas españolas (cinco de ellas madrileñas) gracias a un convenio firmado este martes por Manuela Carmena, y los rectores en la Casa de la Villa. Estos proyectos tienen el objetivo de que los universitarios apliquen los conocimientos adquiridos en sus centros en la resolución de problemas existentes en la ciudad. La alcaldesa ha explicado que antes de lanzar el programa se probaron proyectos piloto "para tener la seguridad de ir por buen camino" y destacó que el aprendizaje-servicio ya está implantado en otros países como Canadá, donde ha viajado recientemente. Para materializar el acuerdo, el Consistorio pondrá en marcha una Oficina Municipal, dependiente de la Oficina de Proyectos de la Alcaldía, que servirá de puente entre las universidades y las áreas de Gobierno y juntas de distrito.

Entre las iniciativas se destacaron la de la Universidad Carlos III, en la que sus alumnos prestarán servicio de asesoría sin coste a personas en riesgo de exclusión social. Por su parte, la Universidad Autónoma ofrece un programa de asesoramiento a emprendedores. "El convenio es una oportunidad de devolver a la sociedad madrileña parte del esfuerzo que invierte en las universidades", aseguró Guillermo Cisneros, el rector de la Universidad Politécnica.

Otras, como Francisca Caballero, vicerrectora de postgrado e investigación de la Universidad Menéndez Pelayo, afirmaron que el convenio "es algo novedoso con capacidad transformadora en el entorno". Además, esta universidad ofrece un máster en Biodiversidad de áreas tropicales y su conservación, en el que sus alumnos recibirán clases en las aulas del Jardín Botánico y el museo de Ciencias Naturales con el objetivo de "aportar soluciones reales a problemas medioambientales de la Comunidad de Madrid", dijo Caballero.

Carlos Andradas, rector de la Universidad Complutense, destacó que ya hay 75 profesores del centro implicados en los proyectos de aprendizaje-servicio. "Miradas que emigran" (orientado a la sensibilización de la sociedad o la atención a la infancia vulnerable) o "Guerra Civil en Madrid" (orientado a la catalogación de este periodo histórico en diferentes espacios de la ciudad) son algunos ejemplos. En la Universidad Rey Juan Carlos también son ambiciosos, y han puesto en marcha un proyecto en el que los alumnos apoyan al pequeño comercio en el distrito de Vicálvaro mediante la elaboración de estrategias de mercado a medio y largo plazo para los comerciantes.

El convenio tiene una duración inicial de cuatro años, según la alcaldesa. La financiación depende de las diferentes organizaciones implicadas y el Ayuntamiento colabora aportando el terreno social. "Madrid se beneficiará de los conocimientos e impulsos de los estudiantes, los universitarios aprenderán haciendo", concluyó Manuela Carmena.

Más información