Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras: “En ninguna parte está prohibido que hagamos el referéndum”

"Te vas a dormir nazi y te despiertas bolivariano”, asegura Carles Puigdemont con ironía en Twitter

Carles Puigdemont y Oriol Junqueras.
Carles Puigdemont y Oriol Junqueras. AFP

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, ha defendido este lunes la celebración del referéndum previsto para el 1 de octubre, así como la legalidad de la ley de ruptura que prepara la Generalitat. "Solo hay una legalidad, que es la que nos asiste en lo que estamos haciendo. En ninguna parte está prohibido que hagamos el referéndum", ha asegurado Junqueras en RAC1. El presidente de Esquerra Republicana entiende que es "el Estado español quien se ha obligado a interpretar sus normas respecto al derecho internacional".

Al ser preguntado sobre el contenido del segundo borrador de la ley de ruptura publicado por EL PAÍS  Junqueras ha asegurado que no había leído la información, y ha añadido: "Puede ser que se lo inventen". A renglón seguido el líder republicano ha equiparado la publicación de esa noticia a las difundidas por otros medios en las que se aseguraba que él era musulmán, que un tercio de las juventudes de su partido estaban formadas por yihadistas o a la publicación de fotografías en las que supuestamente aparecía rezando en una mezquita junto a dos mujeres.

Un tertuliano de la emisora le ha preguntado si era cierto o no, como publica EL PAÍS, el que el presidente de la Generalitat se reserva la facultad para nombrar al fiscal general de Cataluña y el presidente del Tribunal Supremo catalán, Junqueras ha insistido: "No tengo ni idea si el borrador es falso o no. Lo explicaremos mañana".

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, también ha reaccionado a la información de este diario. "Qué país más difícil de entender: te vas a dormir nazi y te despiertas bolivariano. Y a lo mejor a la hora de comer ya seremos norcoreanos", ha escrito en Twitter para referirse al  retocado borrador de la Ley de Transitoriedad Jurídica, que prevé activar un proceso “participativo de base ciudadana” para redactar y aprobar la hipotética Constitución de la República catalana. Antes, sin embargo, la ley proclama ya esa República y se erige en “norma suprema” mientras no haya una Constitución.

Durante meses se ha especulado si la ley de ruptura serviría también para amparar o no la celebración del referéndum y sobre si entraría en vigor total o parcialmente. El secretismo parece que se va disipando y Junts pel Sí y la CUP han pactado dos textos. La ley que amparará el referéndum será la que se presentará este martes y la de ruptura "de aquí a unas semanas", según ha explicado el propio Oriol Junqueras.

De manera muy distinta ha valorado el PSC ese segundo borrador. "La ley de ruptura 2 es un absoluto disparate que confirma que Junts pel Sí y la CUP trabajan a escondidas para imponer una ruptura que la mayorías de los catalanes no quiere", ha explica Salvador Illa, secretario de organización de los socialistas catalanes.

Horas después, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha presentado la web http://lagarantia.es/ en la que rebate el argumentario del independentismo y se responden a diversas preguntas sobre cómo saber si un referéndum es legal, qué han de hacer los cargos electos o qué colaboración pueden prestar las entidades. También se asegura que la vía unilateral no conduce a ninguna parte y que para desencallar la situación actual no hay camino más fiable que la reforma constitucional.

Por su parte, Albano Dante Fachin, líder de Podem, ha recordado esta mañana que Catalunya Sí que es Pot, el grupo parlamentario al que pertenece, concurrió a las elecciones defendiendo, en su programa electoral, la necesidad de impulsar un proceso constituyente. “Y es un concepto muy amplio que tiene como elemento fundamental la participación de la gente para crear los marcos jurídicos", ha dicho, informa Àngels Piñol.

De manera muy distinta se ha expresado el presidente del Partido Popular de Cataluña, Xavier Garcia Albiol, quien ha advertido que Carles Puigdemont, “no quiere un proceso hacia la independencia, quiere un proceso hacia el totalitarismo". Por este motivo considera que Cataluña necesita ya la convocatoria de elecciones autonómicas "de manera inmediata” porque el presidente catalán "pretende expulsar del día a día a todos aquellos que no pensamos como ellos, que no somos independentistas y pretenden convertirnos en invisibles".

Alex Ramos, vicepresidente de Societat Civil Catalana, ha insistido en que "el referéndum no es la solución, sino el problema" y que el proceso asambleario que propone el segundo borrador de la ley de ruptura no pretende otra cosa que "ensanchar la base social para que se apuntes los comunes".

"Cada día estamos más sorprendidos por esta locura que no sabemos hasta donde llega y no deja de sorprendernos. Es como una bicicleta de piñon fijo que no se puede parar, porque los indepentistas han de mantener la moral alta", ha añadido.

 

Un consejero duda del 1-O

El consejero de Empresa y Conocimiento,Jordi Baiget, ha asegurado que "el Estado tiene tanta fuerza que probablemente" no se podrá celebrar el referéndum, sino "alguna cosa diferente que se puede parecer al 9-N", en referencia al proceso participativo de 2014.

En una entrevista en El Punt Avui, Baiget, que pertenece al PDeCAT, ha destacado que "una parte del Govern", en la que él se incluye, no participa "en el núcleo duro de las decisiones" del 1-O: "Y esto genera lo que genera", ha añadido.

Desde el otro lado de la mayoría independentista del Parlament, la CUP ha exigido al Gobierno catalán que actúe de forma colegiada, "sin fisuras ni dobles estrategias", poniendo por delante el compromiso adquirido para celebrar un referéndum y relegar posibles intereses personales vinculados con carreras políticas. Es una petición que formulan los diez diputados anticapitalistas en un artículo publicado este lunes en Nació Digital.

Más información