Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 80% de los municipios de Cataluña avalan el referéndum

Estas localidades, en su mayor parte pequeñas, representan solo el 43% del total de la población

Alcaldes independentistas en el acto de 2014 con Artur Mas.

La Asociación de Municipios por la Independencia de Cataluña, a la que pertenecen 787 de los 948 Ayuntamientos de esa comunidad, expresará este sábado su voluntad de saltarse la ley y colaborar con el referéndum del 1 de octubre. Será en un acto en la Universidad de Barcelona en el que los alcaldes de esos municipios —que apenas representan al 43% de la población catalana porque son principalmente localidades pequeñas— se comprometerán públicamente a ceder locales a la Generalitat para hacer posible la consulta. El presidente Mariano Rajoy avisó este viernes: “Todo el mundo está obligado a cumplir la ley: los Ayuntamientos, los funcionarios y los dirigentes políticos”.

El acto, organizado por la Asociación Catalana de Municipios (ACM) y la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) y al que asistirá la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, se celebrará en la Universidad de Barcelona. Será el prólogo de una semana en la que el independentismo pretende demostrar que no cede en sus aspiraciones de celebrar el referéndum, pese a los procesos judiciales en marcha y las advertencias continuas del Gobierno de Mariano Rajoy y del Tribunal Constitucional.

El próximo martes por la mañana Junts pel Sí y la CUP han convocado al resto de los grupos del Parlament para explicarles la llamada ley de ruptura que se tramita a escondidas; horas después Carles Puigdemont y su Gobierno participarán en un acto abierto a la población en el Teatro Nacional de Cataluña para explicar las “garantías” del referéndum. Los diputados del PP, PSC y Ciudadanos adelantaron este viernes que no asistirán al encuentro en el Parlament, y Catalunya Sí que es Pot (donde se integra Podemos) aún no lo ha decidido.

El secesionismo necesita escenificar su unidad en la recta final del proceso, pese a las discrepancias internas por un lado en Junts pel Sí (entre el PDeCAT y ERC) y por otro entre esta coalición electoral y la CUP, que acusa al Gobierno catalán de titubear. Por eso, el acto de este sábado pretende despejar dudas. En él se leerá un manifiesto por el que los 787 alcaldes adheridos a la AMI de un total de 948 municipios que hay en Cataluña adquieren tres compromisos: ceder los espacios municipales para la consulta, prestar su apoyo al Gobierno catalán y al Parlament en todo el proceso y no dar “ningún paso atrás ante cualquier impedimento político y jurídico” del Estado.

Advertencia de Rajoy

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, participarán en el acto, sobre el que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, lanzó este viernes una advertencia desde Varsovia: “Todo el mundo está obligado a cumplir la ley: los Ayuntamientos, los funcionarios y los dirigentes políticos. El Gobierno es absolutamente consciente de cuáles son sus obligaciones y no va a abdicar de ellas de ninguna manera. Lo he advertido en numerosas ocasiones y es importante que algunos lo tengan en cuenta”, dijo Rajoy, informa Miguel González.

La Delegación del Gobierno en Cataluña ha dado ya instrucciones para llevar a los tribunales a todos los Ayuntamientos que promulguen decretos o aprueben en sus plenos la aplicación del manifiesto de la AMI que se leerá este sábado, según informaron a Efe fuentes de la institución.

La AMI nació en diciembre de 2011 para cohesionar en una asociación el arraigo que experimentó el independentismo en los agrupar a los municipios independentistas de la Cataluña interior, la que escapa al área metropolitana de Barcelona, ese territorio en el que el PSC aún conserva su principal granero de votos. Tras el resultado de las elecciones municipales de 2015 trastocó ese esquema e incorporó excepciones a ese perfil de municipio de la AMI, con se incorporaron a la asociación Badalona y Sabadell, la tercera y quinta ciudades más pobladas de Cataluña, con una alcaldesa que apoya la CUP y otro de Esquerra Republicana. La AMI ha sido en estos años, junto a la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium, una de las entidades catalizadoras del plan separatista. El 4 de octubre de 2014, un mes antes de la consulta del 9-N, ya reunió a centenares de alcaldes con Artur Mas en el Palau de la Generalitat. Fue un acto sin precedentes en el que los ediles posaron, vara de mando en mano, coreando la palabra independencia.

Este sábado no se repetirá esa escena en la Universidad de Barcelona, a la que los alcaldes acudirán sin ese símbolo de poder. Intervendrán nueve ediles. El más representativo será Juli Fernández (ERC), de Sabadell, y también hablará Montserrat Venturós, la alcaldesa de Berga, de la CUP, investigada por negarse a retirar la bandera independentista del balcón del Ayuntamiento durante la celebración de dos elecciones.

Al final del acto, el exalcalde de Cerdanyola del Vallès Toni Morral (de ICV) leerá el manifiesto que sostiene que los Consistorios son las instituciones más cercanas a los ciudadanos y gracias a ello pueden “captar los anhelos y necesidades” de los vecinos, que demandan mayoritariamente, según dice el comunicado, un referéndum de secesión. Algunos alcaldes ya difundieron este viernes en Twitter su firma del manifiesto.