Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las entidades soberanistas piden a Puigdemont que no negocie el referéndum

"No hay bastantes cárceles, ni jueces, ni policías contra el pueblo catalán", aseguran

Puigdemont y Guardiola, junto a los líderes de las entidades soberanistas.
Puigdemont y Guardiola, junto a los líderes de las entidades soberanistas.

Apenas 48 horas después de que Carles Puigdemont anunciase la fecha y pregunta del referéndum unilateral de independencia, las entidades soberanistas han reunido este domingo a miles de personas en Barcelona para festejar la decisión política y reafirmar su compromiso con la independencia. Bajo las cuatro columnas junto a las fuentes de Montjuïc que simbolizan las cuatro barras de la senyera, los líderes de las entidades que desde 2012 han movilizado a la sociedad catalana han vuelto a insistir en su tesis de que el referéndum es imparable y que las "amenazas" del Gobierno español para impedirlo no servirán de nada.

El más contundente ha sido Jordi Sánchez, presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), que ha reclamado sin tapujos al presidente de la Generalitat que no ceda y no acepte ningún proceso negociador para evitar el referéndum. "Las urnas nunca se negocian. Sabemos que España querrá negociar en el tiempo que falta, pero os pedimos que no negociéis porque el 1 de octubre seremos centenares de personas que estaremos esperando en las puertas de los colegios electorales", ha dicho.

El acto ha reunido a 30.000 personas, según la Guardia Urbana de Barcelona, 24.500 según las estimaciones de Societat Civil Catalana y "decenas de miles", en estimación de los convocantes de un acto que ha mezclado actuaciones musicales y cargado de simbolismo, pues en un momento han ido apareciendo sobre el escenario una veintena de personas de diferentes ámbitos con una urna de metacrilato en la mano para reclamar el referéndum: desde una mujer a punto de dar a luz hasta el histórico líder de la Unió de Pagesos, Pep Riera. El último en aparecer ha sido Pep Guardiola, exentrenador del Barça y que cerró la lista de Junts pel Sí en las elecciones autonómicas de 2015.

En otro momento de su discurso Jordi Sánchez ha insistido en el mensaje que minutos antes había lanzado Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural acerca del nulo efecto que producirán las "intimidaciones" del Gobierno de Mariano Rajoy. "No hay bastantes jueces ni cárceles contra el pueblo de Cataluña, ni fuerzas de orden publico que impidan que se puedan poner las urnas el 1 de octubre", ha asegurado.

Cuixart, por su parte, no ha tenido reparos en citar al escritor Paco Candel para reclamar que Cataluña era "un solo pueblo", en el que, además de los independentistas, cabían "los federalistas y los unionistas". El presidente de Òmnium Cultural, que también ha citado a Federico García Lorca, ha desmentido también "las mentiras" del Gobierno y ha asegurado que una Cataluña independiente podrá pagar las pensiones y no saldrá de la Unión Europea.

Por su parte, Neus Lloveras, presidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), ha ofrecido al Gobierno de la Generalitat el apoyo de los ayuntamientos catalanes en todo lo que haga falta para asegurar el éxito del referéndum: desde la cesión de locales a otro tipo de servicios.