Memoria histórica

El Ayuntamiento enviará cartas para avisar a los afectados de los cambios en el callejero

El callejero oficial electrónico ya incorpora los 52 cambios de denominación en aplicación de la Ley de Memoria Histórica

Placa de la calle de los Mártires de Paracuellos, en Madrid.
Placa de la calle de los Mártires de Paracuellos, en Madrid. Kike Para

El Ayuntamiento de Madrid enviará cartas a los vecinos afectados por el cambio del callejero en aplicación de la Ley de Memoria Histórica. La portavoz del ejecutivo municipal, Rita Maestre, explicó el jueves que para facilitar la transición, el Consistorio creará una comisión, cuyo objetivo será ayudar a los madrileños a que las nuevas denominaciones "no les pillen desprevenidos". El gobierno de Ahora Madrid, liderado por Manuela Carmena, modificará este mes el nombre de 52 vías y plazas de la ciudad por sus referencias franquistas.

El cambio de callejero afectará a centenares de vecinos que viven o trabajan en las 52 calles cuya denominación cambiará este mismo mes. El Ayuntamiento asegura tener conciencia del problema. Por ello, pondrá en marcha una comisión formada por varios ediles del gobierno, que se abordará la puesta en marcha de ayudas y el envío de información a los afectados. Así lo explicó Maestre el pasado jueves junto al delegado de Urbanismo, José Manuel Calvo, quien comentó que Madrid "entierra por fin los restos del franquismo".

La nueva toponimia se librará de sus referencias a Francisco Franco, al general Mola o al Primero de Octubre, que celebra el día de 1936 en el que los golpistas nombraron al dictador jefe del Estado. Figuras literarias y o del mundo de la filosofía, como Manuel Chaves Nogales, Simone Weil o Max Aub, además de sindicalistas y políticos, como Marcelino Camacho o Julián Besteiro, entrarán en el nuevo mapa.

Los fotoperiodistas Robert Capa y Gerda Taro sustituirán a García-Morato y a Carlos Ruiz en sus respectivas vías. La glorieta de Cirilo Martín Martín, en Aravaca, pasará a llamarse glorieta de Ramón Gaya (pintor y escritor de la generación del 27), y la calle del General Sagardía Ramos, en Tetuán, será renombrada como María Sánchez Arbós, para recordar a una maestra que, según el Ayuntamiento, "se involucró en la renovación pedagógica y la escolarización universal".

La lista de calles del Comisionado de la Memoria Histórica superó en abril su primera prueba del fuego en la votación del pleno municipal. El Comisionado, un organismo creado por la alcaldesa para lograr el mayor consenso posible y dirigido por la abogada Francisca Sauquillo, presentó un borrador que obtuvo un amplia mayoría, pero que no quedó libre de críticas.

El Partido Popular, contrario al cambio de calles que, en su opinión, pretende "recuperar una visión maniquea de la historia", se abstuvo. Ciudadanos, que votó a favor, denunció la ausencia de un reconocimiento a las víctimas del terrorismo. El PSOE, que también votó a favor, criticó que miembros de Ahora Madrid dificultaran la labor del Comisionado, e incluso el ala radical del gobierno municipal —formada por IU y Ganemos— recordó que el proyecto inicial contaba con 100 cambios, dando a entender que la propuesta del Comisionado se había quedado corta.

El cambio del callejero es la primera actuación del gobierno municipal en cuanto a política de la memoria. Otras iniciativas incluyen colocar rótulos para recordar lugares y víctimas de la dictadura. El mapa de la memoria (un proyecto ya oficial) contará con 15 placas en edificios considerados simbólicos. Una segunda actuación recordará a algunos represaliados ilustres del régimen en las calles donde vivieron.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50